viernes, 8 de agosto de 2014

Relacionan la infección por VIH con un menor riesgo de esclerosis múltiple


La infección por VIH se relaciona con un riesgo significativamente menor de desarrollar esclerosis múltiple La disminución del sistema inmune debido al VIH y/o los antirretrovirales podría explicar esta asociación

DiarioMedico  |  05/08/2014

La infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) se relaciona con un riesgo significativamente menor de desarrollar esclerosis múltiple (EM), según indica una investigación observacional publicada en la edición digital de Journal of Neurology Neurosurgery and Psychiatry. La disminución crónica del sistema inmune como resultado de la infección y/o los medicamentos antirretrovirales utilizados para el tratamiento podría explicar esta asociación.

Aunque posteriormente se ha hallado que esta relación es causal, esto podría tener importantes implicaciones para el tratamiento de la esclerosis múltiple.

Los investigadores realizaron un seguimiento a un hombre VIH positivo con EM, cuyos síntomas de esclerosis múltiple desaparecieron tras más de 12 años de tratamiento antirretroviral para el VIH, por loq ue los científicos trataron de averiguar si los medicamentos antirretrovirales podían tratar o disminuir la progresión de la EM.

Los resultados sugieren que este planteamiento podría ser una posibilidad, pero los números fueron demasiado pequeños para llegar a la significación estadística, lo que llevó a los científicos de este nuevo trabajo a realizar un estudio comparativo mucho mayor. Los expertos estudiaron episodios de atención hospitalaria entre 1999 y 2011 en Inglaterra. En total, más de 21.000 personas infectadas con VIH fueron tratadas durante este periodo, así como casi 5,3 millones de personas atendidas por otras causas, que sirvieron como grupo control.

Se detectó el desarrollo de la EM en todos los participantes durante siete años, surgiendo el número real de casos en comparación con la cifra que se esperaba que hubiera aparecido. En comparación con aquellos que no tenían VIH, los que estaban infectados fueron un 62 por ciento menos propensos a desarrollar esclerosis múltiple, con siete diagnósticos reales de EM durante ese periodo frente a los 18 que se hubiera esperado. El grado de protección aparentemente conferido por el VIH aumenta cuanto más tiempo ha transcurrido entre el diagnóstico de VIH y el de esclerosis múltiple.

Tras más de un año entre los dos diagnósticos, los pacientes VIH positivos fueron un 75 por ciento menos propensos a desarrollar esclerosis múltiple, con cuatro diagnósticos reales en comparación con los 16 que se hubiera esperado. Después de más de cinco años aumentó al 85 por ciento, con un caso real frente a 6,5 que se había estimado.

Estos resultados son especulativos y no definitivos, ya que el estudio es observacional, además de que no tienen ninguna información sobre si los participantes VIH positivos habían tomado medicamentos antirretrovirales o por cuánto tiempo.

"Si estudios posteriores demuestran que hay un efecto protector causal de VIH y/o de su tratamiento y si la magnitud de esta barrera resulta ser similar, se trataría del efecto protector más grande que cualquier otro factor observado en relación con el desarrollo de la esclerosis múltiple".

Según plantean estos expertos, la infección por VIH puede por sí misma evitar el desarrollo de la EM o podría ser que los fármacos antirretrovirales que amortiguan la proliferación del virus también pueden tener el mismo efecto sobre otros agentes virales implicados en el desarrollo de la esclerosis múltiple.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada