Desde Septiembre de 2008 dedicado a las formas progresivas de la EM

IR A
PÁGINA DE INICIO


viernes, 20 de julio de 2018


El estudio identifica una serie de signos y síntomas que se presentan ya cinco años antes de la aparición de las primeras manifestaciones clínicas características de la esclerosis múltiple.

La esclerosis múltiple es una enfermedad neurodegenerativa que padecen cerca de 47.000 españoles y hasta 2,3 millones de personas en todo el mundo, en su gran mayoría mujeres. Una patología englobada en las denominadas ‘enfermedades autoinmunes’, en la que las células del sistema inmunitario atacan por error al propio organismo. 

Concretamente, la esclerosis múltiple está causada por la destrucción por las células inmunes de la capa de mielina que rodea y protege a las neuronas, lo que imposibilita una transmisión adecuada de los impulsos nerviosos. Y una vez se inicia esta ‘desmielinización’ neuronal, ya no se puede detener, menos aún revertir. Sin embargo, ya hay tratamientos capaces de ‘frenarla’, por lo que el diagnóstico precoz resulta fundamental para poder minimizar el daño neuronal. Y aún sería mejor si se encontrara la manera de ‘predecir’ la aparición de la enfermedad. Y ahora, investigadores de la Universidad de la Columbia Británica en Vancouver (Canadá) parecen haber identificado los signos y síntomas definitivos que alertan, cinco años de que se presenten las primeras manifestaciones clínicas, del futuro desarrollo de esclerosis múltiple.

Como explica Helen Tremlett, directora de esta investigación publicada en la revisa «Multiple Sclerosis Journal», «la existencia de ‘signos de alerta’ está bien aceptada en otras enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer o el párkinson. Sin embargo, los estudios para buscar un patrón similar en los pacientes con esclerosis múltiple han sido ciertamente escasos».

Cinco años antes

El diagnóstico de la esclerosis múltiple supone un reto para los médicos. No en vano, muchos de los síntomas de la enfermedad, caso de la debilidad muscular, los problemas de visión, la afectación del equilibrio y la coordinación o el daño cognitivo, son igualmente comunes en otras muchas patologías.

 Así que para establecer el diagnóstico se requiere el empleo de pruebas de imagen por resonancia magnética, de un análisis de los impulsos nerviosos o de un examen del líquido cefalorraquídeo. Sea como fuere, el diagnóstico confirmará que la enfermedad ya ha aparecido. Pero, ¿no hay ninguna manera de anticipar la llegada de la esclerosis múltiple? Pues este ha sido el objetivo de este nuevo estudio desarrollado en Canadá, el país del mundo con mayor tasa de afectados por la esclerosis múltiple –por razones completamente desconocidas.

En la investigación, los autores analizaron los historiales médicos de 14.000 pacientes diagnosticados de esclerosis múltiple en distintas provincias canadienses –Columbia Británica, Saskatchewan, Manitoba y Nueva Escocia– entre los años 1984 y 2014 y los compararon con los de 67.000 personas sin la enfermedad.

En la investigación, los autores analizaron los historiales médicos de 14.000 pacientes diagnosticados de esclerosis múltiple en distintas provincias canadienses –Columbia Británica, Saskatchewan, Manitoba y Nueva Escocia– entre los años 1984 y 2014 y los compararon con los de 67.000 personas sin la enfermedad.

Los resultados mostraron que, cinco años antes de la presentación de los primeros signos clínicos de la esclerosis múltiple, las personas que acabarán desarrollando la enfermedad tienen un riesgo muy superior de presentar distintas patologías. Es el caso, principalmente, de la fibromialgia, tres veces más común en los futuros pacientes de esclerosis múltiple que en la población general; del síndrome del intestino irritable, cerca de dos veces más frecuente; de las migrañas; y de los trastornos del estado del ánimo, caso de la depresión, de la ansiedad y del trastorno bipolar.

En consecuencia, los futuros pacientes tienen una probabilidad un 50% mayor que la población general de acudir a los servicios de salud mental y hasta cuatro veces superior de necesitar tratamiento para distintos trastornos del sistema nervioso –caso entre otros del dolor o de los trastornos del sueño.

Como indican los autores, «las mayores tasas de todas estas enfermedades también conllevan un mayor uso de fármacos para los trastornos musculoesqueléticos, del sistema nervioso y de tracto genitourinario, así como un mayor consumo de antidepresivos y antibióticos».

¿Pródromos en la EM?

En consecuencia, parece que el estudio ofrece una evidencia definitiva de que la esclerosis múltiple viene precedida por síntomas tempranos –los denominados ‘pródromos’– diferentes de las manifestaciones clínicas ‘clásicas’ de la enfermedad, caso de la visión borrosa y de la debilidad en las extremidades. Unos resultados que contradicen los dogmas establecidos. De hecho, los libros de Medicina publicados en torno al año 2000 aseguran, de forma muy vehemente, que la esclerosis múltiple carece de estos pródromos. Pero hay que seguir investigando, pues las cuestiones sin resolver en torno a la enfermedad siguen siendo demasiado numerosas.


Como concluye Helen Tremlett, «tenemos que profundizar aún más en este fenómeno, quizás recurriendo a la ‘minería de datos’. Queremos ver si hay patrones discernibles relacionados con el sexo, la edad o el ‘tipo’ de esclerosis múltiple que eventualmente desarrollarán los pacientes».

https://www.abc.es/salud/enfermedades/abci-sintomas-alertan-futura-esclerosis-multiple-201807161136_noticia.html

Medidas plazas de aparcamientos PMR






Medidas de plazas de aparcamientos PMR (para personas con movilidad reducida).







jueves, 19 de julio de 2018

Si existe declive cognitivo en la esclerosis múltiple, ¿se debe modificar el tratamiento? La polémica está servid



Redacción TiTi  2018-07-19

Los avances en la terapia farmacológica de la esclerosis múltiple hacen posible que hoy algunos profesionales se pregunten si, ante la presencia de síntomas de deterioro cognitivo, se debe cambiar a los pacientes a otro fármaco modificador de la enfermedad.

En la actualidad, cuando una persona tiene esclerosis múltiple recurrente remitente y, a pesar de estar bajo tratamiento farmacológico, sigue teniendo brotes, avanza la discapacidad o las técnicas de neuroimagen reflejan que la EM está activa, entonces se recomienda cambiar de fármaco.

¿La progresión del deterioro cognitivo también sería uno de esos indicadores de fracaso terapéutico? ¿Habría que intentar con otro fármaco?

Es una pregunta que en los últimos años ha ganado relevancia gracias a las diferentes opciones farmacológicas que hay en el mercado y al reconocimiento del impacto que tienen los déficits cognitivos en la vida de los pacientes.

Pero cambiar un tratamiento que logra controlar los otros indicadores de actividad de la EM no es una decisión que se pueda tomar a la ligera, así que la polémica está servida.

De esa polémica se hizo eco recientemente la revista Multiple Sclerosis Journal publicando tres artículos: en uno sus autores exponían los argumentos de los que sí están a favor de cambiar el tratamiento, un segundo artículo reflejaba las razones del no y un tercero es un comentario del escenario general.

EL DETERIORO COGNITIVO EN LA EM AFECTA A LA MAYORÍA DE LOS PACIENTES

Por deterioro cognitivo se hace referencia a la afectación del funcionamiento de procesos como la memoria, la atención, la capacidad de planificación, de abstracción, de concentración, etc.

Cuando el funcionamiento cognitivo deteriora, el desempeño de la persona en su vida diaria se ve afectado (en diferente grado, dependiendo precisamente del grado de deterioro). En la EM se considera que hasta el 70% de los pacientes experimenta deterioro cognitivo.

 Si existe declive cognitivo en la esclerosis múltiple, ¿se debe modificar el tratamiento? La polémica está servida

Los avances en la terapia farmacológica de la esclerosis múltiple hacen posible que hoy algunos profesionales se pregunten si, ante la presencia de síntomas de deterioro cognitivo, se debe cambiar a los pacientes a otro fármaco modificador de la enfermedad.

En la actualidad, cuando una persona tiene esclerosis múltiple recurrente remitente y, a pesar de estar bajo tratamiento farmacológico, sigue teniendo brotes, avanza la discapacidad o las técnicas de neuroimagen reflejan que la EM está activa, entonces se recomienda cambiar de fármaco.

¿La progresión del deterioro cognitivo también sería uno de esos indicadores de fracaso terapéutico? ¿Habría que intentar con otro fármaco?

Es una pregunta que en los últimos años ha ganado relevancia gracias a las diferentes opciones farmacológicas que hay en el mercado y al reconocimiento del impacto que tienen los déficits cognitivos en la vida de los pacientes.

Pero cambiar un tratamiento que logra controlar los otros indicadores de actividad de la EM no es una decisión que se pueda tomar a la ligera, así que la polémica está servida.

De esa polémica se hizo eco recientemente la revista Multiple Sclerosis Journal publicando tres artículos: en uno sus autores exponían los argumentos de los que sí están a favor de cambiar el tratamiento, un segundo artículo reflejaba las razones del no y un tercero es un comentario del escenario general.

EL DETERIORO COGNITIVO EN LA EM AFECTA A LA MAYORÍA DE LOS PACIENTES

Por deterioro cognitivo se hace referencia a la afectación del funcionamiento de procesos como la memoria, la atención, la capacidad de planificación, de abstracción, de concentración, etc.

Cuando el funcionamiento cognitivo deteriora, el desempeño de la persona en su vida diaria se ve afectado (en diferente grado, dependiendo precisamente del grado de deterioro). En la EM se considera que hasta el 70% de los pacientes experimenta deterioro cognitivo.

Puede aparecer en cualquier fase de la enfermedad, incluso en la fase preclínica, e impactar negativamente cosas tan cotidianas como la capacidad de conducir un coche o tan importantes como nuestro desempeño laboral.

¿Es este deterioro cognitivo consecuencia directa de la enfermedad? ¿Es tan siquiera lógico aspirar a que los tratamientos actuales, que no han sido diseñados para este fin, persigan

MODIFICAR EL TRATAMIENTO EN FUNCIÓN DEL DECLIVE COGNITIVO SI

Los argumentos a favor del sí hablan esencialmente de que los estudios de neuroimagen reflejan que existe una correlación entre la atrofia cerebral en la EM (pérdida de volumen del cerebro) y el declive cognitivo.

La atrofia cerebral es considerada en la actualidad un importante marcador de la patología de la enfermedad.

Además, varios estudios han mostrado que durante un brote, los pacientes experimentan un empeoramiento de algunas funciones cognitivas y cuando esta crisis pasa, el funcionamiento se recupera parcialmente, no completamente.

Las dos anteriores observaciones hablan a favor del deterioro cognitivo como parte del espectro de la actividad de la enfermedad.

Otra barrera al utilizar esta variable sería la falta de instrumentos estandarizados que permitan valorar el funcionamiento cognitivo en la población con EM. Si no lo puedes medir, no lo puede usar, ¿cierto?

Pues bien, según argumentan los que están a favor del sí, ya existen instrumentos específicos para esta población (como el BICAMS), aunque se reconoce que tienen sus limitaciones.

Por último, queda la gran pregunta, ¿los tratamientos actuales pueden detener ese declive cognitivo o, al menos, ralentizarlo?

La realidad es que es un tema al que se le está prestando más atención recientemente, así que las evidencias son pocas, pero los datos que arrojan ensayos clínicos con fármacos como ocrelizumab y siponimod sí sugieren que las terapias modificadoras de la enfermedad pueden influir sobre la evolución del funcionamiento cognitivo.

¿Y QUÉ DICEN LOS DEFENSORES DEL NO?

Aunque reconocen la importancia del deterioro cognitivo como una característica central de la EM, argumentan que en estos momentos no existe realmente un consenso sobre los instrumentos que deben ser empleados en la evaluación del deterioro cognitivo.

Tampoco hay instrumentos para discriminar el deterioro debido a la enfermedad de las afectaciones provocadas por la ansiedad y la depresión.

Otro punto importante es que no se ha definido qué gravedad del declive intelectual demandaría un cambio de tratamiento y si es necesario que los déficits lleguen a afectar el desempeño en las actividades de la vida diaria para intervenir.

¿Y QUIÉN TIENE LA RAZÓN?

Pues como generalmente sucede en estos casos, ambos.

En el tercer artículo publicado, la profesora de la Universidad de Florencia Maria Pia Amato, concluye que «la monitorización cognitiva promete ser una herramienta útil para la vigilancia de la enfermedad y la elección terapéutica. Sin embargo, todavía queda trabajo por hacer en el área».

No obstante, la propia Pia Amato reconoce que en la práctica clínica los médicos pueden encontrarse con casos en los que las dificultades cognitivas son evidentes.

En situaciones así no sería una mala elección tomar en consideración el estado intelectual de la persona a la hora de decidir la mejor estrategia terapéutica.


miércoles, 18 de julio de 2018

Las 3 claves para construir una relación sólida con EM



La esclerosis múltiple (EM) no solo interfiere en el día a día de la persona diagnosticada, sino también en su relación con el entorno. Las relaciones de pareja pueden verse especialmente afectadas por la enfermedad. Para prevenir el desgaste, hay que construir una relación sobre cimientos que no se muevan en los momentos difíciles. Con seguridad, intimidad y responsabilidad, la pareja puede reforzarse pese a la EM.

Seguridad

Las relaciones de pareja deben ser seguras y excluir el miedo. La seguridad emocional y física no es negociable. Es importante que ambos miembros sean capaces de expresarse y exponerse sin temor a ser rechazados, humillados o agredidos. La intimidad y la confianza solo pueden desarrollarse en un entorno seguro que permita a cada miembro ser uno mismo.

Las enfermedades crónicas pueden amenazar la seguridad en una relación de pareja. Los problemas cognitivos, la depresión o los cambios de humor derivados de la EM pueden llevar a las personas afectadas a ser agresivas. Es importante informar al neurólogo de estos cambios. Si él no es capaz de solventar el problema, referirá al paciente a otro especialista. La medicación y los tratamientos psicológicos pueden aliviar estos síntomas. Para encontrar el tratamiento adecuado, es recomendable trabajar con el neurólogo apuntando todos los detalles (circunstancias en la que se desarrollan los síntomas, efectos de la medicación, etc.) y acudiendo a todas las citas.

Intimidad

Comer juntos, llamar para desear suerte al otro o comentar cómo ha ido el día son gestos cotidianos que enriquecen el día a día de la pareja y previenen el desgaste. Cada persona tiene necesidades emocionales distintas. Conocerlas es fundamental para la relación.

Hay quienes valoran mucho el reconocimiento verbal. Para ellos, las frases alentadoras se traducen en amor y apoyo.

Otros se sienten queridos cuando pasan tiempo con su pareja. Hacer aquello que les gusta juntos les acerca a su pareja. Para algunas personas los regalos son símbolos de amor. Otras personas prefieren los favores; hacer la colada, sacar la basura o preparar la cena son detalles que agradecen. Muchos se sienten queridos con el contacto físico de sus parejas y deben descubrir si prefieren las caricias, los abrazos o hacer el amor.

Tomar la iniciativa y ser proactivo en la relación es muy beneficioso para la pareja. Las citas y las reuniones regulares permiten a ambos miembros implicarse en la relación. En las reuniones pueden tratarse los temas que preocupan a uno o a ambos miembros de la pareja, hacer planes y hablar de aquello que va bien en la relación. Las citas, en cambio, son momentos dedicados únicamente al goce, en los que las discusiones no tienen cabida. Se pueden proponer ideas originales sin que supongan un gran gasto. Mirar una película o ir de picnic son buenas opciones.

Responsabilidad

Cada miembro de la pareja debe asumir su parte de responsabilidad en la relación. Estar en una relación es una elección. Por lo tanto, es necesario procurar por el bienestar de la misma dedicándole tiempo y esfuerzo. Si existe un problema es importante hablar y solucionarlo juntos.

El éxito de cualquier relación radica en la comunicación. Escuchar al otro y preguntarle cuáles son sus anhelos, sus planes en la vida o sus aspiraciones profesionales permite conocerlo íntimamente. También es importante agradecerle su compromiso y mostrarse afectuoso.

Acceso al documento original:



UNA TÉCNICA CAPAZ DE PREDECIR DISCAPACIDADES EN PACIENTES CON ESCLEROSIS MÚLTIPLE (EM)


Hallan método para prever discapacidades en pacientes con Esclerosis Múltiple
Washington, 17 jul (EFE USA).
Un grupo de investigadores ha desarrollado una técnica capaz de predecir discapacidades en pacientes con esclerosis múltiple (EM) al observar los niveles de hierro en sus cerebros, según un estudio publicado hoy en la revista especializada Radiology.
Este método ayudará a los médicos a identificar a los enfermos que presenten un mayor riesgo de desarrollar discapacidad física y otras complicaciones, de acuerdo a los hallazgos de esta investigación.
La EM es una enfermedad que ataca tres componentes críticos del sistema nervioso central: las neuronas (fibras nerviosas), la mielina (la cubierta protectora alrededor de las neuronas) y las células que producen mielina.
La atrofia cerebral es el mecanismo que usan actualmente los médicos para predecir el deterioro cognitivo y físico en la EM, pero “tiene limitaciones”, según el autor principal del estudio, Robert Zivadinov, profesor de neurología de la Universidad de Buffalo (Nueva York)
“La atrofia cerebral toma mucho tiempo en verse y detectarse; necesitamos una manera más temprana y rápida para saber quién desarrollará la discapacidad relacionada con la EM”, comentó Zivadinov.
Así, los estudios de resonancia magnética de la concentración de hierro han surgido recientemente como una medida prometedora de los cambios en el cerebro asociados con la progresión de la EM.
El hierro es vital para diversas funciones celulares en el cerebro, incluida la mielinización de las neuronas, y tanto la sobrecarga de hierro como las deficiencias de hierro pueden ser dañinas.
“Se sabe que hay más hierro en las estructuras de materia gris profunda en pacientes con EM, pero también hemos visto en los hallazgos recientes que hay regiones donde encontramos menos hierro en el cerebro de estos pacientes”, explicó el científico.
Zivadinov y sus colegas compararon los niveles de hierro cerebral en personas con EM con los de un grupo saludable mediante el uso de una técnica avanzada de imagen por resonancia magnética (MRI) llamada “mapeo de susceptibilidad cuantitativa”.
Los investigadores probaron este método en 600 pacientes con EM, incluidos 452 con la enfermedad en etapa inicial y 148 cuya enfermedad había progresado.
En comparación con los 250 participantes sanos, los pacientes con EM tenían niveles más altos de hierro en los ganglios basales, un grupo de estructuras profundas en el cerebro que son fundamentales para el movimiento.
Sin embargo, los pacientes con EM tenían niveles más bajos de hierro en su tálamo, una región cerebral importante que ayuda a procesar la entrada sensorial al actuar como un relevo entre ciertas estructuras cerebrales y la médula espinal.
El menor contenido de hierro en el tálamo y el mayor contenido de hierro en otras estructuras de materia gris profunda de las personas con EM se asociaron con una mayor duración de la enfermedad, mayor grado de discapacidad y progresión de la enfermedad.
“Tras analizar los resultados, hemos detectado, por primera vez, que el hierro aumenta en los ganglios basales, pero disminuye en las estructuras talámicas”, señaló Zivadinov.

martes, 17 de julio de 2018

Accesibilidad, una ley que no se cumple


José Vicente García Torrijos *

Hoy, todos los lugares de acceso tanto públicos como privados tienen obligación por ley de ser accesibles. Desgraciadamente la situación sigue sin cambiar apenas

Existe una Ley de Accesibilidad en vigor desde el pasado 4 de Diciembre de 2017, después de que durante algunos años estuviera en tránsito de aplicación por los costes que se le suponían a la adecuación de entradas, instalación de rampas, pasos de semáforos para personas ciegas, aseos adaptados, etc. Hoy, todos los lugares de acceso tanto públicos como privados tienen obligación por ley de ser accesibles.

Hace unas semanas ya publiqué en este mismo medio un artículo explicando algunas de las carencias que todavía existían, que son muchas. En otro, la historia de Miguel Ángel Galán como ejemplo que clamaba al cielo por la vergonzosa injusticia que supone tener que arrastrarse por el suelo para sortear los escalones que le permitan salir a la calle.

Desgraciadamente la situación sigue sin cambiar apenas. La ausencia de accesibilidad en viviendas, comercios, oficinas y en los medios de transporte de numerosos pueblos y ciudades, sigue dejando bastante que desear como denuncian en redes públicas de modo constante personas como Andoni Moreno con su combativo “Santurtzi Accesible” y grupos como “Eliminando Barreras” desde Sevilla, la asociación APIP C.V. con campañas desde Valencia o el colectivo “Cota Cero” con su mensaje exigiendo a los partidos políticos que “Tú también tienes que cumplir la ley”.

Al mismo tiempo cada vez son más las personas con movilidad reducida que se ven forzadas a realizar episodios reivindicativos movidos por ese instante de enojo en el que no pueden acceder a algún lugar o hacerlo en condiciones degradantes o precarias, Casi a diario se pueden leer en los diarios o escuchar en las noticias algún tipo de acción que lo exige.

Hace algún tiempo fue Juan Manuel Montilla, actor y cantante conocido como El Langui, que arrastra desde su nacimiento una lesión cerebral provocada por falta de oxígeno durante el parto, quien cortó la salida de un autobús porque no podía subir con su scooter eléctrica. Algo tremendamente habitual, bien porque no están acondicionados, bien porque fallan las rampas de acceso.

Tras el revuelo en prensa y programas de televisión, en apenas una semana la Comunidad de Madrid solucionó el conflicto permitiendo que todos los vehículos adaptados pudieran subir a los autobuses de la EMT. Vamos, que lo que debería de ser obligatorio y habitual parece necesitar del jaleo mediático para hacer cumplir las normas. Aun así, considero importante que las personas que tienen algo de relevancia pública pongan su voz y sus actos en maniobras de demanda por la repercusión popular y de concienciación que traen consigo.

También aquí en Valencia, el pasado 26 de mayo, Juan Antonio Peinado que se desplaza en silla de ruedas tras un accidente sufrido llevando ayuda humanitaria al Sahara, se encadenó a un tren en la Estación del Norte de Valencia, harto de que semana tras semana le hagan esperar durante horas la llegada de un coche adaptado. Como si el tiempo de una persona con discapacidad no tuviera valor. Lo irónico es que Renfe publicita que sus trenes son 100% accesibles, pero en cercanías son muchos los que no lo están. Ahora, Juan Antonio, está a la espera de una citación judicial porque Renfe le ha interpuesto una denuncia por el retraso generado.

Yo me pregunto si también se va a sancionar a Renfe por quebrantar una ley española en vigor. Y ya de paso si los departamentos de movilidad correspondientes, van a entrar de oficio en tantas y tantas normas de acceso que se incumplen a diario en este país.

Las leyes, según hoy nos recuerdan casi a diario de modo machacón, están para cumplirlas. Me cuesta entender por qué ésta ha de ser una excepción, o lo que es peor, tratada como una ley de segunda.

Si se multa por conducir por el carril bus o aparcar en zonas indebidas ¿por qué no se multa igualmente la restricción de acceso a las personas con movilidad reducida?

La falta de accesibilidad es un asunto grave que afecta a mucha gente, personas a quienes la vida ya les supone un escollo continuo, más todavía cuando se trata de desplazarse y realizar sus actividades diarias. Es tiempo de que las autoridades asuman en conciencia esta ley y tomen cartas en el asunto de una manera seria y efectiva

De lo contrario sí que sería una negligencia que nos retrataría como sociedad.

https://www.esdiario.com/675842592/Accesibilidad-una-ley-que-no-se-cumple.html



¿Qué es la fisiopatología de la esclerosis múltiple?



La etiología (estudio de las causas) de la esclerosis múltiple es un campo arduo, en el que los hallazgos no han sido numerosos, pero se han ido conociendo cada vez más elementos sobre los mecanismos fisiológicos de la enfermedad (su fisiopatología), cómo se manifiesta y cómo afecta al sistema nervioso central, que forman el cerebro, la médula espinal y los nervios ópticos.

En las últimas tres décadas se han producido avances significativos en la comprensión de los mecanismos patogénicos (origen de la enfermedad) de la esclerosis múltiple. En consecuencia, también se han ido descubriendo más tratamientos, como anti-inflamatorios e inmunomoduladores para controlar la enfermedad de una forma más eficaz.

Hallazgos clave

En todas las fases de la esclerosis múltiple, la desmielinización y la degeneración activas están asociadas con inflamación en la cual intervienen células B, células T, macrófagos y microglía.

Las alteraciones patológicas básicas observadas en el cerebro son similares en las fases iniciales remitentes-recurrentes y las formas progresivas de la enfermedad, pero están aumentadas en las formas progresivas.

Existen múltiples mecanismos que contribuyen a la neurodegeneración asociada a la esclerosis múltiple progresiva, incluyendo un agotamiento de la compensación funcional, la activación crónica de la microglía y alteraciones en las partes de las neuronas afectadas por desmielinización (los axones).

El daño producido por estrés oxidativo puede estar detrás de las lesiones características de la esclerosis múltiple: apoptosis (muerte programada) de las células denominadas oligodendrocitos, desmielinización, destrucción de axones de las neuronas e insuficiencia en el proceso de remielinización.

La acumulación de hierro en el cerebro, que es propia de la edad avanzada, y la liberación de éste en tejido nervioso dañado podrían hacer aún mayor el alcance del daño oxidativo, particularmente en la forma progresiva de la esclerosis múltiple.

Algunos expertos han apuntado que el tratamiento de la esclerosis múltiple progresiva se ha visto dificultado por la inflamación y podría requerir una combinación de estrategias terapéuticas tanto anti-inflamatorias como neuroprotectoras.

La fisiología de la esclerosis múltiple, se caracteriza por un ataque a la capa de mielina que protege los axones (las partes alargadas) de las neuronas del sistema nervioso central. También los axones pueden resultar dañados en diferentes grados.

La localización del tejido nervioso dañado es lo que determina los síntomas que pueden aparecer a consecuencia de la enfermedad.

Cuando un episodio de inflamación provocado por esclerosis múltiple remite, se produce una recuperación natural de la mielina (remielinización), pero también hay funciones nerviosas que se recuperan por la plasticidad del sistema, su capacidad de adaptación, más que porque la mielina se haya reparado.

La barrera hematoencefálica

Uno de los primeros pasos en la formación de las lesiones típicas de la fisiopatología de la esclerosis múltiple es la ruptura de la barrera hematoencefálica que protege el cerebro y la médula espinal de sustancias dañinas. Las células inmunes que atacan por error la mielina atraviesan esa barrera.

De hecho, está establecido que es el sistema inmunológico el que participa directamente en la destrucción de la mielina y de las células nerviosas.

Comprender los mecanismos mediante los cuales esto sucede permite:
Diseñar tratamientos más eficaces

Comprender mejor las enfermedades con un componente autoinmune que afectan al sistema nervioso central




Envejecimiento y esclerosis múltiple, ¿cómo lo afrontan las personas mayores?


Aunque la mayor prevalencia de esclerosis múltiple (EM) se da en adultos jóvenes y de mediana edad, alrededor del 10% de todas las personas que viven con EM tienen más de 65 años.
Las personas mayores con esclerosis múltiple, así como sus cuidadores, se enfrentan al gran impacto de esta enfermedad sobre su calidad de vida sujeta al envejecimiento, y sus relaciones con el entorno sociolaboral también se ven afectadas.
Según la página web de la Asociación Americana de Esclerosis Múltiple, “todos envejecemos con el paso del tiempo, incluso los pacientes con EM"; por ello es importante hablar de los cambios que la edad conlleva para las personas con esclerosis múltiple, e incidir en las recomendaciones y consejos médicos.
Todos envejecemos con el paso del tiempo, incluso los pacientes con esclerosis múltiple
Se prevé que el número de personas mayores que viven con esclerosis múltiple crecerá proporcionalmente con la población general, por lo que la atención que se debe prestar a este tema debe ir en paralelo. Actualmente, la mayoría de estudios de seguimiento se enfocan en la población joven, y es poca la atención que se presta a los problemas o desafíos que presenta el envejecimiento con EM. Cabe resaltar la importancia de destinar más recursos o servicios diseñados específicamente para adultos mayores con EM
Algunos de los cambios fisiológicos y mentales que las personas con esclerosis múltiple experimentan durante el envejecimiento son los mismos que se dan en cualquier otra persona. Por ejemplo, la artritis, la causa más común de discapacidad y dolor en adultos mayores, tiene la misma probabilidad de darse en pacientes con EM, en quienes genera un aumento del grado de discapacidad existente.
La mitad de la población desarrollará una enfermedad crónica durante el envejecimiento. Para los pacientes con EM puede resultar difícil distinguir entre el dolor de la esclerosis múltiple y el dolor que producen otras afecciones: por eso, cualquier patología consecuencia del proceso de envejecimiento debe ser atendida por el médico correspondiente y compartida con el neurólogo. Por otro lado, dada la escasez de información acerca del seguimiento del progreso de la enfermedad en la tercera edad, los estudios longitudinales pueden ayudar a valorar dicha progresión y su impacto en la calidad de vida de las personas mayores de 65 años.
En el caso de las mujeres, los síntomas menopáusicos (tales como sofocos, irritabilidad y trastornos del sueño) pueden solaparse con los síntomas de la esclerosis múltiple, por lo que es importante hablar con el especialista de referencia.
Es importante atender las necesidades de atención primaria. Se deben llevar a cabo todas las pruebas de rutina para prevenir otras patologías y sus complicaciones. Estos incluyen desde exámenes pélvicos, mamografías y análisis de sangre para detectar colesterol o anemia hasta revisiones dermatológicas, oftalmológicas y vacunas.
El ejercicio regular y una dieta adecuada deben formar parte de la vida de cualquier persona para llegar a un envejecimiento saludable, y esto incluye a los pacientes con esclerosis múltiple. Cualquier forma de ejercicio es importante: si, por ejemplo, las piernas del paciente están inmovilizadas, se debe mantener la fuerza en los brazos. Además, es importante mantener un control sobre el peso, puesto que la obesidad conlleva un problema articular añadido a la limitación funcional.
Acceso al documento original:
Let’s Talk About Aging and Multiple Sclerosis. Disponible en: https://multiplesclerosis.net/living-with-ms/talk-about-aging/

Hallado un marcador genético de daño hepático en personas con esclerosis


Los descubrimientos pueden conducir a pruebas para enfoques más individualizados en el tratamiento de la enfermedad

redacción Médica Martes, 17 de julio de 2018

Un equipo de investigadores de la Universidad de Columbia Británica (Canadá) ha identificado por primera vez una variante genética específica asociada con una reacción adversa al medicamento que resulta en daño hepático en personas con esclerosis múltiple (EM).

Publicados este lunes en la revista 'Nature Genetics', los hallazgos pueden conducir a pruebas para enfoques más individualizados en el tratamiento y atención de la EM, dando pasos hacia la medicina de precisión, según detallan los investigadores.

La lesión hepática es un efecto secundario común de muchos fármacos, pero esta es la primera vez que los investigadores conectan un marcador genético con un fármaco biológico y un riesgo elevado de lesión hepática. En la actualidad, a las personas con esclerosis múltiple se les controla la sangre en busca de un aumento de las enzimas hepáticas, lo que puede indicar una posible lesión.

"Una de cada 50 personas con EM tratadas con interferón beta (una de las terapias de EM más comúnmente recetadas) desarrollará niveles anormalmente altos de enzimas hepáticas", explica la doctora Kaarina Kowalec, becaria postdoctoral Marie Curie en el Instituto Karolinska de Suecia y co-autora principal del nuevo estudio.

El interferón beta es un medicamento de EM de primera generación que se prescribe para tratar la forma remitente de la enfermedad. El fármaco biológico funciona con los interferones de un individuo, moléculas naturales que existen en el cuerpo para reducir la inflamación.


Riesgo ocho veces mayor


Según han descubierto los científicos, el riesgo de daño hepático aumenta ocho veces con este marcador. "Es importante que podamos entender quién podría estar en mayor riesgo para poder intervenir con un plan de tratamiento alterado o un mayor control para evitar el daño hepático", ha añadido Kowalec.

"En la mayoría de ocasiones no podemos determinar muy bien el riesgo individual de una persona para un futuro evento adverso de drogas, como era el caso de la lesión hepática en la EM hasta ahora. Logramos este hallazgo buscando marcadores genéticos. Muchos se mostraron escépticos de que encontráramos algo, pero lo hicimos, y parte de lo que hemos hecho aquí es establecer los métodos para que otros investigadores sigan una línea similar de trabajo con otros fármacos para EM", señala.

Este marcador genético se identificó con la ayuda de 150 pacientes de cinco clínicas canadienses y luego se validó en 120 pacientes de tres centros en los Estados Unidos y uno en Suecia. "Este es el tipo de investigación que hace que los medicamentos sean más seguros. Ahora estamos analizando medicamentos más nuevos contra la EM y adoptando un enfoque similar para que, algún día, el riesgo genético pueda tener en cuenta la forma en que diagnosticamos, tratamos y controlamos a las personas con EM en Canadá y en todo el mundo", ha concluido Kowalec. 

BBK financiará con 350.000 euros el primer software médico para la detección precoz de la esclerosis múltiple




 EUROPA PRESS  Bilbao 17 Junio 2018 

 BBK va a participar en la financiación del primer software médico para la detección precoz de la esclerosis múltiple, con una aportación de 350.000 euros. El proyecto ha sido desarrollado por la empresa FractalMed, quien, tras lograr el apoyo financiero para parte de su investigación a cargo de la entidad vasca, ha decidido trasladar su sede social desde Barcelona a la localidad vizcaína de Getxo, donde se ha instalado el mes pasado. 

 BBK aportará un total de 350.000 euros al proyecto y entra en el accionariado de la firma con el 16% del capital social de FractalMed, que trabaja en el desarrollo de un sistema de análisis de imágenes de resonancia magnética cerebral que, mediante el uso de la técnica fractal, permite medir y cuantificar los cambios morfológicos y las formas cerebrales irregulares.

La recopilación de esos datos busca detectar de forma precoz la enfermedad pero también aspira a diagnosticar otras enfermedades del sistema nervioso y predecir entre uno y dos años cómo va a evolucionar la enfermedad de un paciente cuyo diagnóstico no acostumbra a localizarse antes de su desarrollo. 

 El consejero delegado de la empresa, Juan Manuel Villanueva, ha presentado este martes en Bilbao el acuerdo alcanzado con la BBK en compañía del adjunto a la dirección financiera de BBK, Jon Ruiz. Villanueva ha explicado que el objetivo de su proyecto es "entender las cosas que pasan en el cerebro", más en casos como la esclerosis, que no tiene detección precoz y se diagnostica cuando ya se ha manifestado. 

El nuevo software permitirá una intervención temprana para dotar de mayor precisión las escalas de las imágenes cerebrales mediante el uso de tecnología y la aplicación de métodos matemáticos a la biología. 

PRÉSTAMO PARTICIPATIVO 

BBK destinará los 350.000 euros a dos líneas. La mitad de la partida presupuestaria irá por un lado a entrar en el capital social de la firma y la otra mitad se activará en forma de préstamo participativo. 

Según ha asegurado Jon Ruiz, la caja vizcaína trata con su incorporación y apoyo "garantizar en estos primeros pasos la viabilidad económica de la investigación así como la generación de empleo o la aportación social que pueda generar este proyecto innovador"

. Actualmente el software se encuentra en la fase I de validación multicéntrica internacional por un panel científico internacional, a la que seguirá la aprobación regulatoria. Según ha informado Villanueva, la primera puesta de largo del proyecto tendrá lugar en octubre en el marco de un congreso médico en Berlin, donde presentarán sus avances. 

En enero, la empresa probará el biomarcador con pacientes de varios países para luego presentarlo a nivel médico, validarlo a gran escala y poder aspirar a llegar a acuerdos con fabricantes farmaceuticos y centros hospitalarios. 

El consejero delegado de FractalMed ha estimado que el coste total del proyecto rondará los dos millones de euros y si todos los trámites son superados, el software podrá estar en el mercado para su comercialización entre finales de 2019 y principios de 2020.

 ECOSISTEMA 

Respecto a la decisión de trasladar a Euskadi el domicilio social de la empresa, Villanueva ha indicado que, tras ponerse en contacto con Orkestra, comprobaron que el ecosistema vasco en torno a la investigación neurológica biotecnológica era pequeño pero potente y con una conexión y colaboración público-privada muy fuerte que no existe ni en Barcelona ni en ninguna parte del conjunto del Estado con esta efectividad". 

La Diputación de Bizkaia ha puesto a su disposición en Getxo el espacio para instalarse. Villanueva ha remarcado que el cambio "ha sido brusco pero positivo, ya que en Barcelona, el entorno biotecnológico es muy fuerte, con una competencia feroz que hace muy difícil hacerte visible", ha concluido.

https://www.20minutos.es/noticia/3397025/0/bbk-financiara-con-350-000-euros-primer-software-medico-para-deteccion-precoz-esclerosis-multiple/






domingo, 15 de julio de 2018

Las proteínas del complemento podrían tener un rol en la pérdida de memoria en pacientes con esclerosis múltiple


Un estudio publicado en Annals of Neurology analiza muestras del hipocampo en cerebros de pacientes que tuvieron esclerosis múltiple para determinar las causas de problemas cognitivos.
El sistema del complemento es un mecanismo fundamental de la respuesta autoinmune. El grupo de proteínas que lo forman podría jugar un papel importante en la pérdida de conexiones nerviosas (sinapsis) en una parte del cerebro vinculado a la memoria, el hipocampo. Es la conclusión de un estudio realizado en los Países Bajos y Alemania por las doctoras Iliana Michailidou, Valeria Ramaglia y su equipo, que ha sido publicado en la revista Annals of Neurology.
Algunos estudios previos han mostrado que podría haber una pérdida de sinapsis en algunas partes del cerebro durante el desarrollo de la esclerosis múltiple, pero no se han clarificado las causas. Las sinapsis son el punto de conexión entre las células nerviosas individuales y son cruciales para todas las funciones del sistema nervioso, memoria incluida. El cambio de las sinapsis se puede dar por varios motivos, y muchas de las variaciones se producen durante el periodo de desarrollo y vejez, en las que el proceso de sinapsis puede reforzarse o debilitarse.
Las proteínas del complemento, además de ayudar al sistema inmunitario a combatir bacterias y otros agentes invasores, participan en los procesos normales de la sinapsis. Una alteración de su funcionamiento podría provocar daños en el tejido del hipocampo y causar problemas cognitivos.

Desarrollo del estudio

El objetivo del estudio era determinar la causa de la pérdida de sinapsis en las personas con EM. Para ello, examinaron el hipocampo de pacientes que en vida tuvieron EM en fase primaria progresiva o secundaria progresiva. Compararon los tejidos que mostraban pérdidas de mielina (la sustancia grasosa que protege las fibras nerviosas) con aquellos que aparecían con la mielina intacta, y estudiaron las diferencias entre las muestras de cerebros de pacientes con EM y las de personas sin afectaciones o con otras afectaciones neurológicas.

Los resultados mostraron que, en contraste con los cerebros de personas sin ninguna afectación neurológica, la densidad de la sinapsis era menor en el hipocampo de las personas con EM; tanto en las que sufrieron un proceso de desmielinización como en las que conservaban la mielina intacta. Comparado con el tejido de personas sin EM de la misma edad, en los pacientes con EM se detectó una mayor presencia de dos proteínas específicas (la C1q y la C3) en el tejido donde ocurre la sinapsis.
Los resultados del estudio muestran que la densidad de la sinapsis era menor en el hipocampo de las personas con EM
Estos resultados indican una relación entre las proteínas específicas y la pérdida de sinapsis en las personas con EM, y sugieren que la actividad del complemento podría ser parte de la causa de los problemas cognitivos que experimentan. En el futuro, si las investigaciones se amplían, podrían aplicarse terapias centradas en el sistema del complemento para ayudar a prevenir o tratar los problemas de memoria en personas con esclerosis múltiple.
Acceso al documento original:
Researchers Discover That “Complement”, an Array of Immune-System Proteins, May Be a Culprit in MS Memory Problems. Disponible en: www.nationalmssociety.org/About-the-Society/News/Researchers-Discover-That-Complement,%E2%80%9D-an-Arra-(1)  

jueves, 12 de julio de 2018

¿Qué relación tiene la esclerosis múltiple con la obesidad y el aumento de peso?



La obesidad y el sobrepeso se definen como una acumulación excesiva de grasa en el organismo. Ambas condiciones pueden poner en peligro la salud. Las tasas de obesidad se han incrementado enormemente (más del doble desde la década de 1980) en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud.

Aunque la relación entre obesidad y esclerosis múltiple no es un tema que se haya investigado a fondo, sí hay estudios que sugieren que la primera puede guardar relación con la segunda, sobre todo con el hecho de que cada vez haya mayor prevalencia de esclerosis múltiple. Además, muchos investigadores están convencidos de que la obesidad puede hacer que la esclerosis múltiple ya diagnosticada empeore en términos de severidad.

La obesidad puede influir en la esclerosis múltiple por diversas vías:

La obesidad está relacionada con la deficiencia de vitamina D, que a su vez desempeña una función en la esclerosis múltiple (la vitamina promueve la reparación de la mielina dañada).

La obesidad contribuye a mantener una inflamación crónica de bajo grado y a la liberación de citoquinas que influyen en la respuesta inmune.

La obesidad es la causa más frecuente de resistencia a la insulina, de síndrome metabólico y de diabetes, todas ellas asociadas con inflamación crónica.

La obesidad incrementa el riesgo de discapacidad en personas con esclerosis múltiple ya que aumenta las probabilidades de desarrollar enfermedades del corazón, hipertensión y niveles elevados de colesterol.

La obesidad está asociada a un mayor riesgo de apnea obstructiva del sueño, que a su vez hace que la fatiga sea más severa.

La obesidad puede hacer mayor el riesgo de depresión.

Varios estudios han asociado la obesidad, definida como índice de masa corporal (IMS) elevado, en las primeras fases de la vida adulta con el riesgo de desarrollar esclerosis múltiple.

En uno de esos trabajos, se obtuvieron datos sobre el índice de masa corporal de varias bases de datos internacionales que incluían, además de las características de los pacientes, información genética relacionada con la esclerosis múltiple. El análisis de todos estos datos reveló a los investigadores que existe una relación entre elevación del IMS y riesgo de esclerosis múltiple, lo cual venía a respaldar la teoría de que la obesidad es un factor causal de la esclerosis múltiple.

Además, si bien la obesidad se ha asociado con diversas condiciones en etapas avanzadas de la vida, este estudio en particular sugería que la obesidad durante la infancia o las primeras etapas de la vida adulta también pueden influir en el riesgo de desarrollar la enfermedad a largo plazo.

Los expertos se han interesado en estudiar la relación entre obesidad y múltiple esclerosis múltiple (EM) porque:

La esclerosis múltiple es una enfermedad debilitante con una importante carga social y económica
Se sabe poco sobre los factores de riesgo de la esclerosis múltiple, y podrían abrir nuevas estrategias útiles para la prevención de la enfermedad

Estrategias preventivas

El aumento excesivo de peso puede hacer que empeoren algunos síntomas de la esclerosis múltiple, incluyendo:

Fatiga
Úlceras de presión
Autoestima
Estrés sobre las articulaciones
Sobrecarga de los pulmones y el corazón
Riesgo de padecer otras enfermedades

Por otra parte, ciertos fármacos, además de la fatiga y la depresión, pueden hacer que los pacientes con esclerosis múltiple tengan un riesgo mayor que otras personas de aumentar de peso por encima de los umbrales considerados saludables.

Como estrategias para mantener un peso saludable se ha recomendado:

Recurrir a los tentempiés saludables para controlar el apetito.
Concentrarse en el acto de comer, evitando distracciones como teléfonos, televisión o lectura. Saborear los alimentos hará que sea más sencillo centrarse en lo que se está comiendo y cuidar la dieta.

Realizar alguna actividad física, dentro de las posibilidades de cada uno, todos los días. Su equipo médico podrá asesorarle sobre el régimen de actividad más adecuado en su caso.
Recurrir a la ayuda de grupos de apoyo con objetivos similares.
Establecer incentivos para los objetivos que se persiguen.