lunes, 20 de junio de 2016

Las células Breg abren la puerta al control de las enfermedades neuroinmunológicas



Los enfermos de esclerosis múltiple, neuromielitis óptica y miastenia grave podrían verse beneficiados en un futuro


Un grupo de investigación ha revisado todo el conocimiento acumulado hasta ahora sobre uno de los protagonistas del sistema inmune y del sistema nervioso: las células Breg. Su estudio revela que las alteraciones en el número y función de estas células han sido detectadas en numerosas enfermedades nerviosas como la esclerosis múltiple o la miastenia grave. Esto abre la puerta a futuras terapias para estas enfermedades.

 Anabel Paramá - Tendencias de la salud


Estamos en contacto permanente con una amplia diversidad de microorganismos patógenos. En ocasiones, estos pequeños seres vivos producen enfermedades infecciosas que logramos superar gracias al buen funcionamiento de nuestro sistema inmunológico. Lo normal es que todo suceda así. 
  
Sin embargo, el funcionamiento de este sistema es muy complejo. Los científicos han comenzado a entenderlo poco a poco obteniendo información que ha permitido determinar qué ocurre cuando algo falla. No obstante, todavía queda mucho camino por recorrer. De ahí que parezca que existe un gran hueco en este conocimiento. 
  
Nuestra manera de vivir está provocando grandes cambios en nuestro ambiente, algo que afecta a nuestro organismo. En este sentido, cobra especial relevancia el conocimiento de nuestro sistema inmune, ya que sabemos que se están produciendo cada vez más problemas médicos provenientes de disfunciones o alteraciones del mismo. 
  
En Tendencias21 hemos hablado de algunos casos que ilustran esto. Por ejemplo, hemos informado de la relación existente entre las enfermedades inmunes de una mujer gestante y la posibilidad de que su hijo sufra autismo. Asimismo, también hemos mostrado cómo el neuroblastoma infantil se produce debido a una inhibición de nuestro sistema inmunitario. 
  
Pues bien, para ayudar a solucionar este déficit del que hablamos, un grupo de investigadores de The First Hospital of Jilin University (China) y del Karolinska Institute (Suecia), han llevado a cabo un estudio de investigación sobre el conocimiento actual que existe sobre un tipo específico de células: las células Breg
  
Estas células, bastante desconocidas para la mayor parte de la población, tienen gran relevancia porque forman parte del sistema inmunológico y su ausencia o mal funcionamiento en este parecen estar directamente relacionados con graves problemas médicos, tal y como veremos más adelante. 
  
Enfermedades autoinmunes 
  
Nuestro sistema inmunológico tiene la función de reconocer todo aquello que sea propio de nuestro organismo (células, tejidos) y todo lo que sea extraño al mismo y, por tanto, potencialmente patógeno. Constituye un complejo sistema de defensa frente a todas aquellas agresiones que podamos sufrir, tanto del exterior (virus y bacterias) como de nuestro propio interior (células tumorales). Por tanto, de él depende nuestra supervivencia. 
  
En ocasiones, el mismo sistema que nos ha estado protegiendo, de repente, se vuelve en contra nuestra. Ya no distingue entre lo propio y lo extraño, por lo que acaba atacando a todas las células indiscriminadamente. Es decir, ataca nuestras propias células, órganos y tejidos sanos por error, generando enfermedades importantes: las enfermedades autoinmunes. 
  
La razón de por qué ocurre esto todavía no está nada clara. Hace falta un conocimiento más amplio y profundo sobre nuestro sistema inmune y de la actuación de todos los tipos celulares que lo conforman. 
  
Una de las principales características de este tipo de enfermedades es la pérdida de tolerancia de los linfocitos B y la producción incorrecta de anticuerpos.

Diferentes poblaciones de células Breg

Las células Breg son un tipo de linfocitos. Estos tienen capacidad regulatoria y permiten que el sistema inmune funcione al nivel deseado. De hecho, estas células reducen e inhiben la producción y la secreción de otras células del sistema inmune.

Constituyen un conjunto de células dentro de las cuales se encuentran distintas subpoblaciones en función de lo que cada una produce. Los autores del trabajo nos muestran que existe una amplia variedad de células Breg, entre las que destacan las productoras de i35-Bregs y IL-10 (interleucinas), entre otras. Pero no nos centremos en cuestiones tan técnicas.

Hace poco hemos hablado en Tendencias21 de una interesanteinvestigación en la que veíamos que un comportamiento anómalo de la microglía generaba acúmulo de residuos en el cerebro y desencadenaba una respuesta inflamatoria que empeoraba la lesión cerebral.

Pues bien, inflamaciones cerebrales como esta generan graves patologías cerebrales; y son las células Breg las encargadas de regular estos procesos inflamatorios, a través del control de otras células del sistema inmune entre ellas las denominadas interferones.

Además, se ha podido relacionar la ausencia o disminución de la población de células Breg con lesiones de tipo neuroinmunológico. Por ejemplo, con enfermedades tales como la esclerosis múltiple, la neuromielitis óptica y la miastenia grave.

Actuación de las células Breg

Para poder explicar el papel que desempeñan las células Breg en el desarrollo de enfermedades autoinmunes, debemos pasar un momento por la médula ósea.

En la médula ósea de mamíferos se generan los denominados linfocitos B (los glóbulos blancos o leucocitos), uno de los principales tipos de células relacionados con el sistema inmune, ya que son los responsables de la respuesta inmune humoral (productora de anticuerpos).

Como dijimos, estos linfocitos tienen función reguladora, de ahí su nombre Breg. Esta función les permite producir un tipo de interleucina (IL-10) y reducir, gracias a ellas, la secreción de interferón (IFN). Por otro lado, y algo sumamente importante, las células Breg intervienen además en la diferenciación de linfocitos T haciendo que se produzcan linfocitos reguladores, los cuales, como hemos visto, permiten el funcionamiento normal de nuestro organismo.

En los últimos años se ha demostrado que existe un buen número de enfermedades autoinmunes que son debidas a alteraciones, tanto en el número como en la función de las células Breg. Algunas de éstas son, además de las dichas anteriormente, el lupus eritematoso sistémico y la artritis reumatoide, entre otras. Pero ¿cómo actúan estas células?

Por ejemplo, la miastenia grave se produce por un defecto en la transmisión de los impulsos nerviosos a los músculos. Ello es debido a que el sistema inmune bloquea, altera o destruye los receptores que permiten la contracción muscular. El hecho de que pacientes que tienen ausencia o reducción de células Breg presenten, a su vez, miastenia grave es indicativo de la necesidad de seguir estudiando estas células para minimizar el impacto de dicha patología.

No podemos ir detallando la actuación de estas células en las diversas enfermedades, pero queda clara su intervención en los procesos de regulación del organismo. De ahí que lograr mantener su población y funcionamiento será vital para controlar todas las enfermedades de las que hemos hablados. Algo sumamente esperanzador e importante.

El futuro de las Breg

El conocimiento sobre las células Breg, su papel y sus características, como acabamos de decir, nos permitirán controlar las enfermedades autoinmunes. Así mismo, también pueden proporcionar nuevas dianas terapéuticas en pacientes con trastornos neuroinmunitarios. Pero el camino es largo.

Los autores del trabajo afirman que primero debemos entender cómo ampliar nuestro conocimiento para poder desarrollar células Bregs eficientes in vitro. Asimismo, es vital saber la forma de llevar al máximo la función reguladora de estas células.

Todo ello permitirá abrir las puertas al desarrollo de un nuevo enfoque para el tratamiento de trastornos relacionados con el sistema inmune. Algo que parece que está siendo una de las líneas de trabajo fundamentales en la comunidad científica.

Sin ninguna duda, esta investigación abre una puerta a la esperanza, pero, como siempre ocurre, debemos ir viendo los pasos que se van dando y aguardando por las futuras investigaciones.

Referencia bibliográfica:

Han J, Sun L, Fan X, Wang, Z, Cheng, Y, Zhu, Y y Jin T. Role of Regulatory B Cells in Neuroimmunologic Disorders. ReviewJournal of Neuroscience Research (2016). DOI: 10.1002/jnr.23749.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada