Desde Septiembre de 2008 dedicado a las formas progresivas de la EM

IR A
PÁGINA DE INICIO


martes, 14 de julio de 2009

Un investigador alerta del "turismo" de células madre incitado por ofrecimientos en Internet de "curas milagrosas"

SANTANDER, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

El director del Centro de Investigación Príncipe Felipe (CIPF), Carlos Simón, alertó hoy del "lado oscuro de la terapia celular", el que constituye una nueva forma de "turismo" en busca de tratamientos con células madre, alentado por el ofrecimiento a través de Internet de "curas milagrosas que luego acaban en tragedias".

Este investigador, que participa en el Seminario 'Las fronteras de la biología, 200 años después del nacimiento de Darwin. Los retos del periodismo científico' de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), se mostró preocupado por la existencia en la red de "compañías que sin ningún apoyo científico" ofrecen "cosas que no son ciertas", pero que "se prometen como un reclamo comercial".

Desde su punto de vista, "el problema del lado oscuro es que hay un acceso abierto de los ciudadanos a través de Internet" a los anuncios de compañías que se ofrecen como "realmente reputadas y controladas", a pesar de que "en muchos casos no lo son".


"La falacia más importante es que se están ofreciendo curas de cáncer o de cualquier enfermedad con inyecciones de células", subrayó Simón, quien se mostró comprensivo con los pacientes de estos tratamientos, al tratarse de personas "desesperadas" que "se agarran a un clavo ardiendo".


Según informó la UIMP en nota de prensa, Simón consideró que el problema no radica en la falta de información sobre estos temas, sino en "una mezcla entre la necesidad de las personas que tienen un problema y el charlatanismo que existe en todos los campos de la humanidad".


Por ello, y recordando que los principales organismos, como la Sociedad Internacional de Células Madre, han editado guías para informar a la población y evitar los fraudes, indicó que este tipo de compañías "no sólo engañan, sino que además pueden perjudicar la salud".

Por otro lado, Simón, que ofreció en la UIMP una conferencia titulada '¿Hacia un hijo perfecto?', dejó claro que "hoy por hoy", la elección de cuestiones estéticas como el color de los ojos o el pelo del futuro bebé "técnicamente no es factible".

En este sentido, recalcó que el "límite" del trabajo que desarrolla está en "evitar una enfermedad que mate al niño al nacer o que se vaya a desarrollar como un cáncer seguro durante su vida adulta".

Para este investigador, el hecho de que su campo de trabajo esté en el centro de los debates por cuestiones éticas responde a que afecta "al embrión, al nacimiento de un niño". "Si estuviéramos trabajando con algo que no se llamase embrión humano posiblemente no habría tanta opinión contraria", apuntó.

Al respecto, señaló que "normalmente" las personas que opinan que no se debe realizar ningún tipo de intervención genética "no tienen niños que van a morir". "Normalmente las personas afectadas, los padres que tienen en sus familias enfermedades hereditarias que han matado a sus familiares durante generaciones, lo tienen clarísimo", concluyó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario