viernes, 30 de mayo de 2014

La Fatiga en la esclerosis múltiple: Lo Que Usted Debe Saber



Quién debe leer esta guía?

 Las personas con esclerosis múltiple (EM). Su familia, sus amistades, cuidadores o asistentes de cuidado personal y otros proveedores. Profesionales de la salud, incluyendo médicos, enfermeras, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, logopedas y psicólogos.

¿Por qué es importante esta guía?

La fatiga es el síntoma más común de la EM. El 75% a 95% de todas las personas que sufren de EM tienen fatiga; el 50% a 60% dicen que es uno de los peores problemas que tienen. De hecho, la fatiga es una de las mayores causas del desempleo en las personas que tienen EM. Nadie sabe cuál es la causa de la fatiga relacionada con la EM, pero sí conocemos algunas cosas que pueden ayudar. Esta guía explica varias opciones.Si la falta de energía interfiere con sus actividades regulares o su calidad de vida,dígaselo a su médico. Puede que usted tenga un problema que no esta relacionado con la EM y que se puede tratar. Y aunque esté relacionado con EM, hay cosas que puede hacer para mejorar la manera como se siente. Juntos, usted y su médico pueden escoger las mejores opciones para usted.

¿Qué es la fatiga relacionada con la EM?

La fatiga o cansancio es la falta de energía física, energía mental o ambas. Todo el mundo tiene días con poca energía. Y todo el mundo conoce lo que es estar con el ánimo por el suelo y no querer hacer nada.La fatiga relacionada con la EM es distinta y no siempre es fácil distinguirla. Con esta fatiga, las personas tienen más días malos que buenos. Antes de que se pueda identifi car, se tienen que eliminar las otras posibles causas Si usted tiene EM, hágase la siguiente pregunta: ¿Interfiere la fatiga con mis actividades diarias o con la calidad de mi vida? Si la respuesta es que sí, se lo debe decir a su médico.

¿Existen distintos tipos de fatiga?

 Sí. El próximo paso es descubrir el tipo que usted tiene. Esta guía se refi ere a dos tipos generales de fatiga. Es posible que uno de estas tipos esté directamente relacionado, o no, con la EM:

La Fatiga crónica y persistente — Un aletargamiento o lasitud que limita sus actividades y que dura más de seis semanas, más de 50% de los días, durante alguna parte del día.

La Fatiga aguda — Un aletargamiento que limita sus actividades y que surgió (nuevo) o empeoró notablemente en las últimas seis semanas. La fatiga aguda puede ser un aviso de que otros síntomas de EM están a punto de empeorarse.Piense sobre sus niveles de energía en las últimas semanas. Puede que le sea conveniente tomar en cuenta cómo se siente por unas semanas, simplemente tomando notas en un calendario. Luego revise las dos descripciones anteriores de la fatiga. ¿Cuál de las dos se ajusta más a usted? Dígale a su médico el tipo de fatiga que usted cree que tiene y por qué.Cada tipo de fatiga tiene diferentes causas y tratamientos. Se deben explorar todas las causas posibles antes de considerar a la fatiga como relacionada con la EM. IMPORTANTE: Préstele atención especial a su EM después de un episodio de fatiga fuera de lo común. Si parece que los demás síntomas de EM están empeorando, avísele a su médico.

Esté pendiente de sus medicamentos

 Por varias razones, es importante tener una lista de todos los medicamentos que toma usted. Esto incluye:

Las medicinas prescritas.
Los medicamentos que no requieren receta, como la aspirina, el ibuprofeno y otros productos
para los resfriados, la gripe y las alergias.
Los remedios a base de hierbas, medicina alternativa o “natural”.
 Las vitaminas, los minerales u otros suplementos alimenticios.
Cuando vaya a ver al médico, lleve la lista. Si sus medicamentos cambian, ponga la lista al día.

¿Cómo se trata la fatiga que no proviene de la EM? 

Los resultados de sus exámenes y análisis pueden seguir los próximos pasos. Por ejemplo:
Su médico o especialista puede tratar otras condiciones médicas. El tiempo caluroso y el clima húmedo se pueden tolerar con técnicas para refrescarse. A veces se pueden ajustar, cambiar, o eliminar medicamentos pero siempre debe consultar a su médico primero. Puede ser peligroso si usted cambia los medicamentos por cuenta propia.

 Los problemas de sueño pueden tener causas físicas o psicológicas. A través de pruebas especiales de sueño se puede encontrar la fuente del problema y elegir el tratamiento adecuado. El estrés es el resultado de problemas que tienen la gente y cómo lo enfrentan. Reduzca los aspectos de su vida que causan estrés lo más que pueda. Para obtener ayuda sobre cómo aprender a manejar el estrés, vea un profesional de salud mental que se especialice en trabajar con personas que tienen enfermedades crónicas. La depresión es uno de los síntomas de la EM que mejor se puede tratar. Se puede tratar con medicamentos antidepresivos, psicoterapia centrada en el problema, o ambas cosas. (Las dos juntas pueden ser más efectivas que una sola.) De acuerdo a unas investigaciones recientes, cuando la persona que tiene EM se le diagnostica depresión y el tratamiento es efectivo, se puede disminuir su fatiga.

 Pregúntele a su médico sobre una visita posterior para averiguar si el tratamiento está mejorando sus problemas de fatiga. Un cuestionario corto, como la Escala Modificada del Impacto de la Fatiga (MSIF por sus siglas en inglés), puede formar parte de esta evaluación. A través del tiempo, puede tomar la misma prueba varias veces. Esta herramienta puede ayudar a su médico a evaluar los efectos del tratamiento. Si el tratamiento no está funcionando, su médico discutirá otras opciones con usted.

 Cuando todas las causas de la fatiga que no están relacionadas con la EM se han controlado, usted puede encontrar que la fatiga ya no es un problema. Si lo es, la causa puede estar relacionada a la EM.

¿Cuáles son los tipos de fatiga relacionada con la EM?

Existen varias categorías amplias:

La fatiga relacionada con problemas de movilidad. Con la EM, a veces, actividades comunes y corrientes toman tanto esfuerzo físico que son agotadoras. Esto aplica en especial a personas que tienen debilidad en las piernas.

La fatiga relacionada con problemas respiratorios. A veces la EM puede afectar la respiración y cuando esto sucede, hasta las actividades más simples pueden agotar. Esto se aplica en particular a las personas que tienen los síntomas más serios de la EM.

 Fatiga primaria de la EM. Este es un diagnóstico de eliminación. Después de que todas las otras causas de fatiga se hayan eliminado o no se haya tratado con éxito, se pude decir que es fatiga primaria de la EM.

¿Cómo se trata la fatiga relacionada con la EM?

 Los problemas de movimiento y de respiración.Su médico llevará a cabo un examen de la manera en que usted se mueve y respira. Puede que eso incluya examinar:

 Su fuerza.
La coordinación de sus músculos (cualquier problema, incluyendo ataxia).
Su grado de rigidez o flexibilidad (espasticidad).
Cómo camina (su modo de andar).
Cómo se mueve de una posición a otra (traslado), especialmente cuando la persona se mueve de un asiento o se mueve a un asiento, como a una silla de ruedas o a un inodoro.
Si usa silla de ruedas, cómo se mueve.Dependiendo de los resultados, puede que lo manden a un terapeuta ocupacional, fisioterapeuta, o ambos para más evaluación.

Fatiga primaria de la EM

 Si la falta de energía sigue siendo un problema después de tratar todas las otras causas, es probable que usted tenga fatiga primaria de EM. Las opciones de tratamiento incluyen estrategias que le pueden enseñar los especialistas y los medicamentos recetados. Se pueden usar por separado o en conjunto.Varios profesionales pueden ayudarlo con estas estrategias. Por ejemplo, un nutricionista o un dietista pueden ayudarlo a planificar comidas o meriendas; los terapeutas ocupacionales y los fisioterapeutas pueden ayudarlo a planicar las actividades y los programas de ejercicio; y un terapeuta o una enfermera puede ayudarlo con técnicas de relajación.Para averiguar qué tipo de recursos están disponibles en su comunidad. Su médico y su plan de salud también le pueden proveer información.

Tratando los problemas de respiración y movimiento:

Debilidad o problemas con la coordinación muscular(ataxia)
Un Equipo que le ayude a moverse con más facilidad (aparatos que ayudan a las personas en su movilidad y manera de andar): bastones, muletas, aparatos de traslado, sillas de ruedas y escúteres (scooter en inglés).

 Una evaluación para determinar si un programa de ejercicios sería apropiado para usted y si lo es, qué tipo de programa. Una recuperación, aunque sea leve, de la fuerza y flexibilidad puede ayudar con el reto de las actividades diarias.

Rigidez muscular(espasticidad)

 Los ejercicios de estiramiento. Se sentirá mejor y se moverá mejor si mantiene su cuerpo lo más fl exible posible. Un terapeuta le puede enseñar la forma correcta de hacer los estiramientos apropiados.
Los medicamentos. Puede usar relajantes musculares para ayudarle a desentumecer sus músculos, pero también pueden aumentar la fatiga.IMPORTANTE: Si usa relajantes musculares, no use sedantes o medicinas sin receta para ayudarle a dormir ni tome alcohol. La mezcla de estos productos, puede provocar un efecto exagerado. Si usted tiene alguna pregunta sobre cuáles medicamentos puede usar, pregúntele a su médico.

Problemas con la respiración

 Las técnicas de respiración. Un terapeuta le puede enseñar ejercicios de respiración para mejorar la efi ciencia de sus pulmones. Puede que su médico prefi era mandarlo a un especialista para que la haga una evaluación de sus pulmones y su respiración.El asiento y sostén adecuado. Un fisioterapeuta o un terapeuta ocupacional le pueden recomendar cambios y aparatos para ayudarlo a respirar sin cansarse tanto. Por ejemplo, cambiar la silla de ruedas manual por una motorizada le puede ayudar la fatiga relacionada con la respiración. Cambiar la silla con un respaldo blando por uno que provee apoyo lumbar o el sentarse derecho también ayuda a respirar mejor.

Para la fatiga primaria de la EM primaria, su médico le puede sugerir medicamentos. Las medicinas prescritas para la fatiga ayudan a algunas personas pero no son un “cura-lo-todo” y no ayudan a todo el mundo.

 Uno de los medicamentos usados para tratar la fatiga de EM es la amantadine que viene en genérico y la modafinil cuyo nombre comercial es Provigil®. Ambos productos vienen en pastillas. Un estudio reciente pero muy pequeño sugiere que la aspirina puede ser beneficiosa para la fatiga primaria en la EM, pero se necesita hacer más estudios para confirmar estos hallazgos.La mayoría de los medicamentos recetados pueden tener efectos secundarios y algunos medicamentos no se deben mezclar con otros. Antes de que empiece a tomar un medicamento recetado, asegúrese que su médico tiene una lista actualizada de todos los medicamentos que usted está tomando. Eso incluye vitaminas, minerales y productos dietéticos o de hierbas.

¿Qué más puede ayudar?

 UD ya ha tratado varios cambios básicos a su estilo de vida (Tabla 2) y quizá haya intentado medicación. Ayudaron pero no mucho. ¿Cuál es el próximo paso?Es hora de llamar a un experto en equipoadaptativo, en adaptaciones que ahorran energía, y ejercicio general y buen estado aeróbico.

Los terapeutas ocupacionales y los fisioterapeutas están entrenados en estas áreas. Empezarán con algunos de los mismos asuntos que ha tratado su médico, como por ejemplo si ha tenido fatiga en el pasado, como lo afecta la temperatura caliente, como se mueve y qué cosas ha tratado para mejorar su nivel de energía. Los terapeutas evaluarán:

Su condición física general—sus puntos fuertes y débiles y las áreas que puede mejorar.
Su ambiente—dónde vive, trabaja y los lugares donde pasa tiempo con regularidad, incluyendo aparatos que usa para ayudarlo a funcionar.
Su estado aeróbico—como funcionan su corazón y sus pulmones mientras desempeña actividades agotadoras. Cualquier aparato de movilidad que usted use para ayudarlo a moverse: bastones, muletas, andador, silla de ruedas (manual o electrónica), escúter, ortosis del pie o del tobillo.También puede ayudarle el llevar un diario sobre sus actividades. Este documento le ayudará a identificar problemas específicos de fatiga y mostrarle cuáles actividades le agotan más.

Tabla 2—Ayudándose a aumentar la energía

Deje de fumar Fumar hace daño a los pulmones, lo que hace que a fatiga empeore y agrave los efectos de EM. Deje ese hábito y la respiración y otras actividades simples no lo cansarán tanto.Coma una dieta saludable.

 Comer una dieta balanceada y baja en grasas le da energía a su cuerpo. Trate de desayunar justo después de levantarse. Consulte con un profesional sobre una dieta apropiada. Planifique su día alrededor de los ritmos naturales de su cuerpo y establezca un horario regular de sueño.Programe sus actividades obligatorias para los momentos en que tiene más energía. Para ayudarle a dormir, tome leche caliente 30 minutos antes de acostarse. Mantenga el equipo de hacer ejercicios y televisores fuera de la habitación.

Ajuste sus niveles de actividad

 Si lleva más de 30 minutos tratando de dormirse, levántese y haga una actividad tranquila hasta que se sienta cansado.Tómese una siesta.Ahorre energía para las cosas que le importen más. Ponga sus actividades en orden de prioridad, luego concéntrese en ellas. Elimine tareas de baja prioridad. La siesta relaja los músculos y le devuelve la energía a su sistema. Una siesta de 10-30 minutos ayuda mucho.Tome líquidos fríos.

 Las bebidas frías, los sorbetes y las paletas heladas mantienen la temperatura de su cuerpo a un nivel cómodo.

 Asegúrese de tomar bastante agua durante el día, no importa cuantas otras bebidas ha tomado. Nota: La cafeína puede impedir que se duerma. El alcohol puede ayudarlo a dormirse pero puede impedir que duerma bien.Manténgase fresco.Bajar la temperatura de su cuerpo ayuda a que se sienta fresco. Las duchas frías, la terapia de natación o de piscina, el aire acondicionado, la ropa ligera y los artículos que enfrían pueden ayudarle a combatir al calor.Considere un programa de ejercicios.Se ha demostrado que para algunos el ejercicio mejora los problemas de la fatiga en la EM, pero no ayuda a todos. Un programa de ejercicios apropiado debe aumentar su nivel de energía, no disminuirlo.

Pregúntele a su fisioterapeuta y obtenga la aprobación de su médico.Ejercicios planificados.No confunda el ejercicio con la función. Use el ascensor, no las escaleras. Estacione su automóvil en lugares para los minusválidos—no camine tanto y ahorre su energía-.

Cómo sacarle el mayor provecho a siesta
Una siesta es cualquier periodo de descanso silencioso-no necesariamente con sueño durante el día cuando normalmente estaría despierto. Un terapeuta ocupacional puede ayudarlo a determinar si su calendario de siestas es eficaz para su situación. Las siestas sólo ayudan si no interfieren con su sueño de noche.

 Dónde: en un sofá, un sillón reclinable, una cama, (por encima de la sobrecama, no debajo). Hasta puede tomar una siesta poniendo su cabeza sobre un escritorio.Con qué frecuencia: de una a tres veces al día (en las horas de la luz del día), cuando normalmente estaría activo.Por cuánto tiempo: de 10-30 minutos, hasta tres veces al día; de 1-2 horas, no más de una vez al día.

Consejos útiles:

 Apague el televisor y la música o vaya a un lugar silencioso.
Aflójese la ropa ajustada (no se ponga ropa de dormir).
Baje las luces. Si no puede, mire hacia una esquina o use una máscara para tapar los ojos.
Cierre las cortinas o las persianas.
Use un suéter o una chaqueta o una manta ligera para que no le dé frió ni se caliente demasiado.
Haga ejercicios de relajación.
La respiración profunda, la visualización, el yoga y el taichi son ejercicios de relajación que puede aprender a hacer en su hogar.

Pida ayuda si la necesita

Si se siente deprimido o la gente dice que piensa que lo está, consulte a un profesional de salud mental.

Fuente: Sociedad nacional de EM.
http://www.nationalmssociety.org.

1 comentario:

  1. Que bueo que estes Charles, ultimamente se me esta haciendo bastante difícil, muy muy buen informe, muchisimas gracias!

    ResponderEliminar