Desde Septiembre de 2008 dedicado a las formas progresivas de la EM

IR A
PÁGINA DE INICIO


sábado, 10 de septiembre de 2011

Descubren que el entrenamiento con bandas elásticas permite a los enfermos de esclerosis múltiple recuperar fuerza y equilibrio


Viernes, 09 de Septiembre de 2011

Un grupo de investigadores de Ibiomed ha publicado un artículo en el que demuestra la mejora de los pacientes al realizar este ejercicio.

La esclerosis múltiple es una patología crónica del sistema nervioso que provoca una progresiva pérdida de las capacidades físicas los enfermos. Un grupo de investigadores del Instituto de Biomedicina de la Universidad de León (IBIOMED) ha descubierto que el entrenamiento adecuado y personalizado a cada uno de ellos mediante bandas elásticas permite que estos pacientes recuperen movilidad y equilibrio, lo que se traduce en una disminución de su grado de incapacidad y dependencia y, por ende, en una mejora de su calidad de vida.

Una mejora de su capacidad física

Publicado en la revista científica Journal of Physical Therapy Science, el artículo incide en que este tipo de actividad física consigue que las personas que padecen la enfermedad mejoren su capacidad física, algo que reduce su grado de discapacidad y les facilita el desarrollo de sus actividades rutinarias. "No es que la enfermedad desaparezca, pero gracias a este entrenamiento tiene menos repercusiones para ellos", explica uno de los coordinadores del estudio, José Antonio de Paz.

El estudio lo realizaron sobre 16 pacientes, a los que sometieron a un ejercicio físico mediante un instrumento "barato y accesible para cualquier persona" como son las bandas elásticas, las cuales adecuaron a las capacidades de cada uno de ellos. En concreto, cada banda ofrecía una resistencia aproximada del 40 por ciento de su fuerza.

Las posteriores pruebas a las que les sometieron demostraron que el entrenamiento había sido beneficioso. Comprobaron, además, que el hecho de someterles a un ejercicio de intensidad con bandas más resistentes no suponía ninguna mejora. "El entrenamiento, para que sea eficaz, ha de producirse a una intensidad adecuada y es necesario analizar en cada una de las personas cuál es la cantidad que funciona en ellos", ha manifestado el doctor.

De Paz ha aclarado que el ejercicio físico "no es un tratamiento de la causa, no lucha contra la evolución de la enfermedad", sino que "combate sus efectos progresivos y las pérdidas provocadas por el desuso en el que caen sus pacientes". "Yo, por ejemplo, no tengo una condición física muy buena y no tengo ninguna enfermedad". A través del ejercicio físico mi "capacidad funcional" aumentará, con lo cual "yo mejoro. Con el entrenamiento lo que hacemos es que los pacientes estén al máximo de la capacidad que su enfermedad les permite, con lo cual su nivel de discapacidad disminuye", ha expuesto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario