Desde Septiembre de 2008 dedicado a las formas progresivas de la EM

IR A
PÁGINA DE INICIO


viernes, 21 de diciembre de 2012

Los enfermos de larga duración pagarán por el transporte no urgente de 6 a 60 euros al año, según renta

 
En lo que respecta a las ortoprótesis, el Gobierno establece una aportación reducida del 10% para sillas de ruedas, prótesis y audífonos, con un límite de 20 euros por prescripción.

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y las comunidades autónomas han acordado un copago "simbólico" para el transporte sanitario no urgente de los pacientes con procesos "largos y complicados" que requieran un tratamiento "de larga duración", como es el caso de los que están en tratamiento de diálisis o pacientes oncológicos. La aportación será de 6, 12 o 60 euros anuales, dependiendo de su renta.
Así quedó establecido el pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) celebrado ayer, en el que también se fijaron los porcentajes y los topes máximos de copago para los productos ortoprotésicos y dietoterápicos.
En la reunión se fijaron los nuevos copagos para las prestaciones incluidas en la Cartera de Servicios Suplementarios del SNS, entre las que se hallan el transporte sanitario no urgente, los productos ortoprotésicos y los dietoterápicos, y cuya entrada en vigor está prevista para los próximos meses, como reconoció la ministra.
En lo que respecta al transporte sanitario no urgente, la variación principal con respecto a los borradores es la reducción de los topes máximos fijados para los pacientes que requieren tratamientos periódicos (con una frecuencia de, al menos, cuatro traslados semanales o dos servicios de ida y vuelta) durante más de seis meses.
Inicialmente, se habían establecido topes semestrales de 10, 20 y 60 euros en función de la renta, aunque, siguiendo la propuesta de la Asociación Española de Enfermos Renales (ALCER), Sanidad ha fijado los topes en 6, 12 o 60 euros al año para rentas inferiores a 18.000 euros anuales, entre 18.000 y 100.000 euros, y más de 100.000 euros, respectivamente.
Además, la ministra ha aclarado que los parados de larga duración, perceptores de rentas mínimas y pensiones no contributivas no pagarán nada, tampoco el transporte urgente.
En lo que respecta a las ortoprótesis, se establece una aportación reducida del 10% para los productos más necesarios y costosos (sillas de ruedas, prótesis y audífonos, entre otros), con un límite de 20 euros por prescripción.
Para el resto de productos, como las muletas, se establece una aportación del 40 y 50% según renta (para rentas menores de 18.000 euros anuales y entre 18.000 y y 100.000), con topes de 30 y 40 euros, respectivamente.
Los productos dietoterápicos relativos a enfermedades graves o para pensionistas requerirán una aportación del 10%.
Nuevo tramo de copago farmacéutico para el año que viene
Además, Mato avanzó que en los próximos meses también se establecerá un nuevo tramo de renta para el copago farmacéutico, que también podría afectar a los aprobados este jueves, tras considerar que es "injusto" que pague lo mismo una persona que cobra 18.000 euros anuales que otra que cobra 100.000.
De este modo, se introducirá un tramo intermedio entre ambas rentas "para que no haya tanta diferencia", aunque esto no conllevará "que se incrementen ni los porcentajes ni los topes" ya establecidos.
Por otro lado, en la reunión de este jueves se sentaron las bases para la reforma de la Cartera Básica de Servicios, ya que según Mato, "no se actualizaba desde hace seis años". En este sentido, se fijan criterios de calidad y seguridad para los pacientes, eficiencia organizativa y actualización de la cartera de servicios asistenciales.
Sobre esto último, en la reunión se analizó un informe elaborado por expertos para fijar criterios en la reproducción humana asistida, los cribados neonatales y los implantes oftalmológicos.
En estos y otros casos se decidirá "siempre en función de criterios médicos", explicó Mato, que aclaró que, en el caso de la reproducción asistida, "a ninguna mujer se le preguntará por su estado civil ni por la orientación sexual".
A raíz de estas recomendaciones, expertos, comunidades y Ministerio trabajarán para que en los próximos meses se vaya definiendo la cartera definitiva, de la que según garantizó la titular de Sanidad, "no va a salir ninguna prestación".

1 comentario:

  1. Menos mal que no soy un enfermo...sino una persona con una enfermedad. Felices fiestas, si nos dejan

    ResponderEliminar