Desde Septiembre de 2008 dedicado a las formas progresivas de la EM

IR A
PÁGINA DE INICIO


martes, 4 de diciembre de 2012

Comparación del efecto de aspirina y la amantadina como tratamiento de la fatiga en la esclerosis múltiple: ensayo aleatorizado, cruzado y cegado


Neurol Res. Epub 2012 Sep 12.

La fatiga en uno de los síntomas más frecuentes e incapacitantes de la esclerosis múltiple. A menudo se presenta en fases iniciales de la enfermedad y su manejo terapéutico es controvertido


El presente estudio compara la eficacia relativa del ácido acetilsalicílico (ASA) y la amantadina como tratamiento de la fatiga en la esclerosis múltiple.

Para ello, los autores han realizado un ensayo clínico cruzado, doble ciego, a lo largo de 10 semanas, que se llevó a cabo entre octubre de 2009 y septiembre de 2010. Participaron 52 pacientes con esclerosis múltiple que cursaban con fatiga. Los pacientes tenían entre 21 y 53 años y se asignaron de manera aleatoria a uno de los dos grupos de tratamiento. El primer grupo recibió amantadina (100 mg dos veces al día) durante 4 semanas. El segundo grupo se trató con ASA (500 mg una vez al día), también durante 4 semanas. En ambos grupos se procedió con un periodo de dos semanas de lavado, tras el cual se reinició el tratamiento cruzado del grupo opuesto al que inicialmente habían sido asignados. Este segundo tratamiento se mantuvo durante 4 semanas más. Todos los pacientes fueron evaluados al inicio del estudio y al final de cada fase mediante la escala Fatigue SeverityScale (FSS).

El análisis de resultados indicó que la eficacia conseguida con ASA fue aparentemente equivalente a la de amantadina, de igual forma que su seguridad. En ambos grupos se observó un descenso significativo de la puntuación en la escala FSS. De los 26 pacientes tratados con amantadina inicialmente, la media (DE) de puntuación de la FSS descendió de 4,6 (1,4) a 4,0 (1,4) (p < 0,001). En los 26 restantes, que iniciaron tratamiento con ASA, esta puntuación disminuyó de 4,6 (1,4) a 3,5 (1,5) (p < 0,001).

Tras interpretar estos resultados, los autores concluyen que el tratamiento tanto con ASA como con amantadina reduce de manera significa la fatiga asociada a la esclerosis múltiple. Estudios previos realizados con cada uno de estos dos fármacos ya indicaban una reducción de este síntoma, por lo que el tratamiento conjunto con ASA y amantadina puede lograr efectos beneficiosos similares.

Shaygannejad V, Janghorbani M, Ashtari F, Zakeri H.

No hay comentarios:

Publicar un comentario