viernes, 20 de febrero de 2015

Auditar la esclerosis múltiple da pistas de futuro


Los avances centrados en el desarrollo de la enfermedad abren la vía a la aplicación de nuevas terapias
       
20/02/2015 estusanidad
 
A la hora de buscar las causas que provocan la aparición de la esclerosis múltiple, las investigaciones han caminado tradicionalmente entre dos corrientes: los que ‘culpaban’ a un proceso inflamatorio y quienes lo achacaban a aspectos neurodegenerativos. Un estudio, publicado en la revista ‘Lancet Neurology’, da un nuevo paso señalando el papel de ambos en la progresión de la enfermedad, abriendo de este modo una nueva vía para encontrar tratamientos efectivos.

El trabajo demuestra que tanto la inflamación como la degeneración neuronal juegan un papel en el desarrollo de la esclerosis múltiple. Así, la primera ejerce como ‘motor’ de la enfermedad desde su inicio hasta un final en el que, además, se suman los efectos de la segunda.

Hans Lassmann, director de la investigación, ha asegurado que el proceso inflamatorio puede ser menos pronunciado con la edad “si se trata eficazmente en las etapas iniciales”. Algo contrario ocurre en el caso del daño neurodegenerativo, que va en aumento, explicándose de este modo la progresiva pérdida de eficacia de algunos tratamientos.

Nuevos datos, mejores expectativas

A partir del conocimiento de sus mecanismos, los investigadores confían en la posibilidad de encontrar nuevas formas de tratamiento. En este sentido, las expectativas se centran en el uso de fármacos con eficacia antiinflamatoria en el cerebro. A ellos habría que la aplicación de neuroprotectores que bloqueen los mecanismos de amplificación para frenar el daño neuronal.

Actualmente están en investigación una serie de medicamentos que se dirigen a alguno de estos procesos. Según el director del estudio, la lucha contra estos factores amplificadores traerá avances en el tratamiento de la enfermedad en unos 5 a 10 años.

El ciclo amplificador del daño cerebral también se puede observar en otras enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer y la enfermedad de Parkinson, de la misma forma que en el envejecimiento natural. Como resultado, los nuevos tratamientos derivados de la investigación en Esclerosis Múltiple podrían ser útiles también para estas enfermedades.
 
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada