Desde Septiembre de 2008 dedicado a las formas progresivas de la EM

IR A
PÁGINA DE INICIO


viernes, 8 de julio de 2011

Presentan los últimos avances urológicos en el tratamiento de la vejiga hiperactiva


JANO.es y agencias · 07 Julio 2011

La tercera edición de UROforum reúne en Valencia a un centenar de especialistas con el objetivo de dar a conocer las principales novedades terapéuticas en los apartados de cirugía, gestión médica y farmacología.

Los expertos destacan la importancia de la llegada de los últimos anticolinérgicos en el tratamiento de la vejiga hiperactiva, ya que presentan un perfil eficacia/seguridad mayor, una posología más cómoda y han demostrado una mejor tolerancia en comparación con los de generaciones anteriores.

Dentro de esta generación de medicamentos, destaca la fesoterodina, indicado en hombres y mujeres de cualquier grupo de edad con vejiga hiperactiva, y cuyo perfil farmacocinético confiere una mayor eficacia clínica al tratamiento.

Así lo han expresado diferentes urólogos en el marco de la tercera edición de UROforum, organizado por la Asociación Española de Urología (AEU) con la colaboración de Pfizer, que ha reunido en Valencia a más de 100 profesionales con el objetivo de conocer de primera mano las novedades urológicas surgidas en los últimos años desde tres perspectivas: quirúrgica, de gestión médica y farmacológica. Esta reunión ha sido moderada por el coordinador del Grupo Nacional de Urología Funcional Femenina y Urodinámica de la Asociación Española de Urología, el doctor Manuel Esteban.

Según el doctor Salvador Arlandis, médico adjunto del Servicio de Urología del Hospital La Fe de Valencia, varios estudios recientes han valorado la eficacia superior de fesoterodina frente a tolterodina neo y placebo y sus conclusiones han demostrado "una disminución del número de episodios de incontinencia urinaria de urgencia, episodios de urgencia y número de micciones diarias".

8 veces al día

El síndrome de vejiga hiperactiva (VH) se define como la urgencia de orinar acompañada o no de incontinencia. Se manifiesta mediante el aumento de la frecuencia urinaria (necesidad de orinar más de 8 veces al día), la urgencia (necesidad repentina de orinar) y la incontinencia por urgencia (pérdidas involuntarias de orina asociadas a la urgencia).

A pesar de que la solución a este problema es más sencilla cuanto antes se acuda a la consulta médica, la mayoría de los pacientes sólo piden ayuda a los 4-6 años de sufrir los primeros síntomas. De hecho, la vergüenza, el desconocimiento o el pudor hacen que sólo en España haya más de 2 millones de personas que padecen VH y no se lo comuniquen a su médico.

Las pérdidas de orina afectan a la calidad de vida de los pacientes, que sufren un aumento de episodios depresivos, disminución de la calidad del sueño, baja autoestima o aislamiento social. Este trastorno también lleva asociado un fuerte impacto emocional para el paciente, ya que dificulta sus relaciones sociales y sexuales e influye negativamente en su entorno familiar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario