sábado, 28 de diciembre de 2013

Cómo tratar los problemas cognitivos en la EM

 
Fuente: MS in focus
Fecha de publicación: 16/12/2013
 
Las personas con esclerosis múltiple se ven afectadas frecuentemente por problemas cognitivos. Es común que sufran dificultades para procesar y recordar la información, para seguir conversaciones y estar concentrado, y también para planificar y organizar con eficiencia. En general, todos estos impedimentos pueden afectar enormemente a la vida personal, laboral y social de las personas con EM, reduciendo así la calidad de vida. ¿Cómo pueden tratarse estos problemas?
La disfunción cognitiva es un síntoma común entre los afectados de esclerosis múltiple. Los problemas más habituales se relacionan con la atención, la memoria y la velocidad de procesamiento de la información, siendo este último el signo cognitivo más frecuente.

La esclerosis múltiple provoca la destrucción de la mielina, la sustancia que cubre la mayoría de fibras nerviosas y que acelera la transmisión de los impulsos nerviosos. Sin mielina, esta transmisión se interrumpe y, en consecuencia, la información no llega al cerebro o lo hace más lentamente. Por tanto, el procesamiento de la información se ve afectado y no siempre se produce adecuadamente.

Todos estos problemas pueden repercutir en la vida cotidiana de los pacientes, en un grado incluso mayor que las discapacidades físicas. La disfunción cognitiva se asocia a una reducción considerable de la calidad de vida, ya que puede dificultar diferentes vertientes muy importantes del día a día de los afectados:
  • Trabajo: las dificultades cognitivas entorpecen al paciente si ejerce según qué trabajos, sobre todo si estos requieren mucha memoria y una capacidad de concentración exhaustiva.
  • Relaciones sociales: las relaciones familiares y de amistad se vuelven más complicadas ya que el afectado tiene problemas para comunicarse, expresarse correctamente y participar en conversaciones.
  • Rutina diaria: las personas afectadas experimentan dificultades para organizar y planificar las tareas del día a día.
  • Actividades de ocio: muchas actividades practicadas a menudo por los afectados resultan complicadas de realizar cuando se presentan trastornos cognitivos.
  • Enfermedad: los síntomas cognitivos provocan que a la persona con EM le cueste más gestionar el autocuidado en relación a la enfermedad. Por ejemplo, puede tener dificultades para recordar tomar la medicación.
  • Seguridad: estos síntomas también pueden provocar, por ejemplo, caídas o accidentes de tráfico por falta de atención. 
Más allá de los enfoques tradicionales, existen una serie de técnicas de rehabilitación que pueden ayudar a gestionar las dificultades cognitivas y mejorar la calidad de vida de las personas con EM. La evidencia muestra que estas técnicas mejoran las funciones cognitivas de atención y memoria. El apoyo diario de familiares y amigos es necesario para implementarlas adecuadamente:
  • Autogeneración: se trata de un método eficaz para mejorar la capacidad de aprendizaje y recordar nueva información. Se basa en la idea de que el proceso de recordar y comprender información mejora cuando una persona genera sus propias respuestas correctas a un problema y no cuando alguien se las proporciona directamente. Por tanto, tanto el paciente como los familiares y amigos deben trabajar en este sentido.
  • Aprendizaje espaciado en el tiempo: consiste en repetir la actividad o el contenido que se quiere aprender con un tiempo de diferencia entre cada sesión de aprendizaje. Este método parece ser más positivo para la memoria del paciente que las sesiones consecutivas de aprendizaje sin descanso.
  • Recuperación de la práctica: este método defiende la idea de que poner a prueba (por ejemplo, mediante un examen) la memoria de conocimientos ya aprendidos anteriormente mejora el recordatorio posterior de esta información, más que volver a estudiar este material. 
Enlace al documento original:

MS and cognition. MS in focus, Multiple Sclerosis International Federation (MSIF), 2013 [acceso: 16 de diciembre de 2013]. Disponible en: http://www.msif.org/includes/documents/cm_docs/2013/m/msinfocusissue22en.PDF


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada