jueves, 11 de diciembre de 2014

La proteína ‘rogue’, clave en el desarrollo de la esclerosis múltiple



Publicado el por

Un grupo de investigadores de la Universidad de Surrey, en Reino Unido,  ha visto que la proteína rogue tiene un papel importante en la esclerosis múltiple. Se sabe que esta proteína también está presente en otras enfermedades neurológicas y neurodegenerativas, como el Alzheimer, el Parkinson y la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob.

Para llegar a esta conclusión, el grupo de Mourad Tayebi que dirige este grupo de investigadores, ha desarrollado unos anticuerpos que se dirigen hacia la proteína rogue y ha visto que esos anticuerpos son capaces de reconocer a la proteína en diferentes enfermedades neurológicas. Según el estudio que se publica en Frontiers in Neurology, esos mismos anticuerpos se han utilizado para comprobar si la proteína rogue también está presente en los pacientes con esclerosis múltiple. Así, los investigadores han concluido que esta enfermedad puede estar causada por una proteína que adopta de forma permanente el estado de la proteína rogue.

El autor del trabajo destaca la importancia del hallazgo, ya que la esclerosis múltiple es, según sus propias palabras, un problema de salud que afecta a la calidad de vida de muchos individuos. Su descubrimiento puede representar una nueva vía de trabajo en la investigación de la enfermedad, ya que es la primera vez que se localiza un nexo de unión con otras patologías neurológicas.

El grupo de Tayebi se muestra satisfecho por los resultados obtenidos, pues representan un avance para trabajar en las vías moleculares implicadas en el desarrollo de esta enfermedad.

Y es que se ha visto que las proteínas rogue de las distintas enfermedades neurológicas comparten una estructura común y unos mecanismos patogénicos similares. Por eso, al poderlo reproducir fácilmente, se puede convertir en una buena forma de trabajar para conocer la presencia de proteínas anormales en la esclerosis múltiple. El estudio supone un paso adelante en la investigación de esta enfermedad neurológica: cuantos más datos se conozcan sobre su etiopatología mejor se podrá luchar contra ella y mejorar la calidad de vida de los que la sufren.

David Sánchez-Matienzo
Director Unidad Negocio  de Neurología de Merck

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada