Desde Septiembre de 2008 dedicado a las formas progresivas de la EM

IR A
PÁGINA DE INICIO


martes, 22 de marzo de 2011

Una terapia con células madre muestra mejorías en pacientes con una forma agresiva de esclerosis múltiple

Publicado en 'Neurology'


MADRID, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un estudio de la Universidad de Tesalónica en Grecia muestra la eficacia de reemplazar la médula ósea, destruida a propósito con quimioterapia, con células madre autólogas (propias) en pacientes con formas agresivas de esclerosis múltiple. El trabajo se publica en la revista 'Neurology'.

En el tratamiento se utilizaron fármacos de quimioterapia para eliminar todas las células sanguíneas del paciente, incluyendo las células inmunes que se cree son las que atacan al sistema nervioso central de su organismo. Se extrajeron células madre de la médula ósea de los pacientes y se purificaron y se volvieron a trasplantar en los pacientes, lo que salva la vida al reemplazar las células sanguíneas y también se cree que refuerza el sistema inmune.

El estudio siguió a 35 pacientes durante una media de 11 años después del trasplante. En el estudio participaron personas con una forma de esclerosis múltiple que progresa rápidamente y que habían intentado una variedad de tratamientos para su enfermedad con pocos o ningún resultado. Todos ellos sufrían una gran discapacidad debido a la enfermedad, con una media de puntuación de seis sobre una escala de actividad de la enfermedad de 0 a 10.

Tras los trasplantes, la probabilidad de no empeoramiento de la enfermedad durante 15 años era del 25 por ciento. La probabilidad era superior en aquellos con lesiones cerebrales activas, que son un signo de actividad de la enfermedad, en el momento del trasplante.

En el caso de 16 personas, los síntomas mejoraron en una media de un punto en la escala tras el trasplante y las mejoras duraron como media dos años. Los participantes también tuvieron mejoría en el número y tamaño de las lesiones cerebrales. Dos personas (un 6 por ciento) murieron por complicaciones relacionadas con el trasplante entre los dos meses y los dos años y medio siguientes a la intervención.

Según explica Vasilios Kimiskidis, responsable del estudio, se necesita más investigación sobre este tratamiento, incluyendo estudios que comparen a personas que reciban el tratamiento con un grupo control que no lo reciba.

"Teniendo eso en mente, nuestra sensación es que los trasplantes de células madre podrían ser beneficiosos para las personas con esclerosis múltiple que progresa con rapidez. Esta no es una terapia para la población general de personas con esclerosis múltiple sino que debería reservarse para los casos agresivos que se encuentran aún en la fase inflamatoria de la enfermedad", concluye Kimiskidis

No hay comentarios:

Publicar un comentario