domingo, 12 de enero de 2014

Un fármaco antioxidante invierte significativamente una enfermedad similar a la esclerosis múltiple en ratones


Los investigadores de la Universidad de Salud y Ciencias de Oregón han descubierto que un antioxidante, diseñado por científicos hace más de una docena de años para luchar contra el daño en las células humanas, contribuye significativamente a paliar los síntomas en ratones que tienen una enfermedad similar a la esclerosis múltiple.

El antioxidante, llamado MitoQ, ha mostrado cierta promesa en la lucha contra las enfermedades neurodegenerativas. Pero esta es la primera vez que se ha demostrado que invierte significativamente una enfermedad similar a la esclerosis múltiple en un animal. El descubrimiento podría conducir a una nueva forma de tratar la esclerosis múltiple, que afecta a más de 2,3 millones de personas en todo el mundo .

La esclerosis múltiple se produce cuando el sistema inmunológico del cuerpo ataca la mielina, o la funda de protección, que rodea las fibras nerviosas del sistema nervioso central. Algunas fibras nerviosas subyacentes son destruidas. Los síntomas resultantes pueden incluir visión borrosa y ceguera, pérdida del equilibrio, dificultad para hablar, temblores, entumecimiento y problemas con la memoria y la concentración.

La investigación sobre este antioxidante fue publicado en la revista Biochimica et Biophysica Acta Molecular Basis of Disease. El equipo de investigación fue dirigido por el Dr. Reddy. Para llevar a cabo su estudio, los investigadores indujeron ratones para contraer una enfermedad llamada encefalomielitis autoinmune experimental o EAE, que es muy similar a la esclerosis múltiple en los seres humanos y se separaron los ratones en cuatro grupos:
  1. Un grupo con sólo EAE
  2. Un grupo que recibió la EAE y que luego se trató con el MitoQ
  3. Un tercer grupo al que se le dio el MitoQ primero, y luego se les provocó la EAE
  4. Un cuarto grupo "control" de ratones sin EAE y sin ningún otro tratamiento. 
Después de 14 días, los ratones con EAE que habían sido tratados con el MitoQ presentaron:
  • Menor presencia de marcadores inflamatorios
  • Aumento de la actividad neuronal en la médula espinal, una región cerebral afectada en la esclerosis múltiple, lo que mostraba que sus síntomas de la EAE estaban mejorando por el tratamiento.
  • Pérdida reducida de los axones o fibras nerviosas 
  • Reducción de discapacidades neurológicas asociadas con la EAE.  
Los ratones que habían sido pre - tratados con el MitoQ mostraron menos problemas. Los ratones que habían sido tratados con MitoQ después de EAE también mostraron muchos menos problemas que los ratones que fueron simplemente inducidos a padecer la EAE y a los que luego no se les dió ningún tratamiento.

Según el Dr. Reddy:
"El MitoQ también redujo significativamente la inflamación de las neuronas y redujo la desmielinización".
"Estos resultados son realmente emocionantes. Esto podría ser un nuevo frente en la lucha contra la esclerosis múltiple". 
Incluso si el tratamiento continúa siendo prometedor, las pruebas en seres humanos podría tardar años en realizarse. Los próximos pasos para el equipo de Reddy consistirán en comprender los mecanismos de neuroprotección del MitoQ en diferentes regiones del cerebro, y cómo MitoQ protege las mitocondrias dentro de las células del cerebro de los ratones con EAE.

Hay una ventaja incorporada con el antioxidante MitoQ. A diferencia de muchos de los nuevos medicamentos, MitoQ se ha probado para la seguridad en numerosos ensayos clínicos con humanos. Desde su desarrollo a finales de 1990, los investigadores han puesto a prueba la capacidad del MitoQ para disminuir el daño oxidativo en las mitocondrias .

El Dr. Reddy dijo:
"Parece que MitoQ entra en las mitocondrias neuronales rápidamente, elimina los radicales libres, reduce los productos oxidativos producidos por la inflamación elevada y mantiene o incluso aumenta la energía neuronal en las células afectadas".
La esperanza radica en que MitoQ podría ayudar a tratar enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer y el párkinson. Los estudios que evalúan su utilidad en el tratamiento de esas enfermedades están en curso.

Fuente: e!ScienceNews


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada