Desde Septiembre de 2008 dedicado a las formas progresivas de la EM

IR A
PÁGINA DE INICIO


sábado, 1 de enero de 2011

PERDONEN LAS MOLESTIAS


Comienza el año y una nueva década, esperemos que nos traiga importantes avances en todos los campos, incluido el de la medicina, esta década que acabamos de inaugurar, tendría que ser la de los grandes cambios sociales, económicos, tecnológicos y políticos.

De momento mi inauguración particular no es demasiado esperanzadora, tengo una evidente pérdida de fuerza en este inicio de año, esperemos que todo sea debido a los excesos de estas fiestas, a partir de mañana, vida sana de nuevo, evitar excesos, cuidar la alimentación, descansar lo suficiente y todas aquellas cosas que no gustan y que a buen seguro me benefician.

Volveremos de nuevo a las rutinas para mantener en forma tanto el cuerpo como la mente, la enfermedad no entiende de fiestas ni de celebraciones y la muy jodida no se detiene por que sea navidad o fin de año, ella no descansa jamás.

En este primer mes, toca visita a la Unidad de Esclerosis Múltiple, me harán tocar la nariz, sacar la lengua, cerrar los ojos, abrir y cerrar las manos, junto con otras lindeces que no recuerdo en este momento, nada especial.

Visita totalmente inútil, soy totalmente consciente de ello. Lo normal sería no acudir a la cita y desaparecer del sistema sanitario. No molesto, a cambio ellos también me dejan tranquilo, es el pacto no escrito que vienen realizando muchos progresivos a lo largo de los años.

Aquí está la gran trampa, si dejas de acudir, el sistema sanitario ni se inmuta por tu ausencia y dejas de existir como afectado, curación milagrosa !!!

La tentación es muy grande, a nadie le gusta hacer el “panoli” gratuitamente, más en estas unidades donde los progresivos no importamos demasiado, más bien ocupamos espacio y tiempo, bueno más espacio que tiempo, los reconocimientos van rápidos, las promesas se olvidan y los tratamientos no existen.

A pesar de todo acudiré, serán dos horas de espera, cinco minutos de visita y un bonito paseo.

Cuando desde estas unidades hablen de control de la enfermedad, estará este puñetero incontrolado para fastidiar las estadísticas.

Seguiré constando como afectado, perdonen las molestias estimados galenos, impertinente que es uno………

No hay comentarios:

Publicar un comentario