Desde Septiembre de 2008 dedicado a las formas progresivas de la EM

IR A
PÁGINA DE INICIO


viernes, 28 de junio de 2013

Aprueban el primer ensayo clínico del mundo usando células pluripotentes inducidas


ABC salud - 27 de junio de 2013

Un comité del Gobierno japonés ha aprobado el primer ensayo clínico del mundo usando células pluripotentes inducidas (iPS) humanas, lo que puede ampliar los horizontes de la medicina regenerativa. El comité ha dado el visto bueno a la solicitud presentada conjuntamente por el Instituto RIKEN de Investigación y la Fundación para Investigación Biomédica de cara a estudiar la posibilidad de regenerar la retina humana mediante estas células, que tienen la capacidad de convertirse en cualquier tipo de tejido. El estudio podría comenzar este mismo año, ya que solo es necesaria la aprobación final del Ministro de Salud, Trabajo y Bienestar, Norihisa Tamura.

El proyecto consiste en extraer muestras de piel humana y a partir de éstas extraer células iPS. Esas células serían programadas para que se transformen en tejido de la retina, que sería implantado después en pacientes que sufren una degeneración en la mácula relacionada con la edad. Este problema, que actualmente afecta a unas 700.000 personas en Japón, viene provocado por daños en la retina y conduce a una pérdida de visión.

La noticia, dice Felipe Prósper, del Laboratorio de Terapia Celular de la Clínica Universitaria de Navarra, va en la línea de otras que se han ido produciendo en los últimos meses. Así, señala este investigador, hace pocos meses en editorial en la revista Nature hablaba de los «esfuerzos de las autoridades niponas para acelerar los procesos reguladores para los tratamientos con terapias celulares», y hace apenas un mes se publicó el British Medical Journal «el primer caso de una paciente con infarto de miocardio tratado con terapia celular con células IPs».

Apuesta firme

Por eso, subraya, «la noticia es muy importante y refleja una apuesta firme por la terapia celular». Prósper reconoce que este estudio suponen avanzar en lo que todo el mundo espera que vaya la investigación con estas células. Además, explica, «la enfermedad elegida es la degeneración macular, la única patología que ya ha sido tratada con células madre embrionarias», cuyos resultados se publicaron en The Lancet. «No hay que olvidar que apenas han pasado 8 años desde que se descubrieron las células iPS y ya estamos hablando de ensayos clínicos». Ahora bien, advierte, se trata de un ensayo en fase I, «pero no hay duda de que es muy importante».

El hallazgo de las células iPS es el que ha abierto la puerta a que este instituto solicitara en 2012 hacer el primer estudio clínico de la historia en humanos empleando este hallazgo genético, que en el futuro puede conducir a enormes avances en la medicina regenerativa y personalizada. El pionero en generación de iPS, el japonés Shinya Yamanaka, fue galardonado en 2012 con el Premio Nobel de Medicina por el método que desarrolló para crear este tipo de células mediante la reprogramación de células ya maduras. Esto resuelve en principio el problema ético de trabajar con células madre de embriones que, como las iPS, también poseen la capacidad de transformarse en cualquier tipo de célula.

No hay comentarios:

Publicar un comentario