Desde Septiembre de 2008 dedicado a las formas progresivas de la EM

IR A
PÁGINA DE INICIO


martes, 26 de abril de 2011

Trastorno de pánico


Quienes me conocen, porque amigos más bien pocos y de familia escaso, dicen que soy una persona fuerte, ya que tuve que afrontar la enfermedad absolutamente solo, incluido el diagnostico, en que también estaba solo y continuo igual, absolutamente solo y con perspectivas de seguir en el mismo estado, no toda la culpa es de los demás,  con la edad he ido perdiendo la capacidad de conectar con el resto de criaturas , lo que llaman empatía hacia el resto de mortales, incluidos mis compañeros en la enfermedad, la gente desaparece a mi alrededor y no es fácil seguir adelante.
En uno de estos momentos de extrema soledad, he tenido tres episodios de pánico, tres momentos en los que pensaba que no saldría adelante, la semana del diagnóstico,  el día en que por culpa de una gastroenteritis aguda me quede sin fuerzas y sin poder mover ni un dedo, y el día en que desperté, también solo, en un box de urgencias de un hospital por culpa de una salmonelosis, tres momentos de miedo tres momentos de pánico incontrolable.
Por si alguien se encuentra en una situación semejante de pánico, que sepa que es transitorio y que se supera, solo o acompañado, se supera.
Encontré, por si puede ser de utilidad, este artículo de  "La Revista de la American Medical Association", sobre el pánico.
Una persona puede experimentar miedo abrumador, temor o terror, denominado pánico, algunas veces en su vida. Durante el pánico, usted puede sentir como si estuviera sufriendo un ataque al corazón o muriendo. Generalmente, el pánico es pasajero y suele vincularse con un acontecimiento aterrador que le sucede. Si el pánico se produce sin vinculación con las situaciones, sucede frecuentemente y es seguido de, al menos, 30 días de preocupación acerca de otro ataque de pánico, se denomina trastorno de pánico. No todas las personas que sufran un ataque de pánico desarrollarán un trastorno de pánico.

 Hay datos sugestivos de que el trastorno de pánico en ocasiones es genético (hereditario). Junto con los otros tipos de trastornos de pánico, (trastorno obsesivo-compulsivo, trastorno de ansiedad generalizada, trastorno de ansiedad social, trastorno de estrés postraumático y fobias), el trastorno de pánico es bastante frecuente. Los trastornos de pánico afectan a más de 40 millones de adultos solo en los Estados Unidos, aproximadamente el 18% de la población. A nivel mundial, aproximadamente el 20% de las personas que reciben atención médica de cabecera tienen trastornos de ansiedad o depresión.

SINTOMAS
• Latidos cardíacos rápidos o irregulares (palpitaciones o una sensación de "aleteo" en el pecho)
• Dificultad para respirar
• Dolor de pecho• Sudoración o rubefacción de la piel
• Tensión muscular
• Dificultad para dormir
• Estado de tensión nerviosa o irritabilidad

La agorafobia es una complicación del trastorno de pánico. La palabra significa "miedo a los espacios abiertos", pero la agorafobia en realidad supone miedo y elusión de situaciones en las cuales la persona teme especialmente el hecho de padecer un ataque de pánico. Estas situaciones generalmente incluyen multitudes, tiendas, automóviles en calles muy transitadas y el transporte público. Las personas con agorafobia pueden vivir confinadas en su casa por el temor a sufrir un ataque de pánico cuando se encuentran fuera de los lugares a los que están acostumbradas.

DIAGNOSTICO

Los motivos físicos para algunos de los síntomas del trastorno de pánico incluyen problemas cardíacos, afecciones de la tiroides u otros problemas médicos. Después de anotar sus antecedentes médicos y realizar una exploración física, su médico puede indicar análisis para descartar estos problemas médicos. Los profesionales de la salud mental (psiquiatras, psicólogos y terapeutas habilitados) hacen preguntas y utilizan métodos de análisis específicos para examinar los síntomas de una persona a fin de determinar si tiene un trastorno de pánico, uno de los otros trastornos de ansiedad u otro problema de salud mental, como depresión o trastorno bipolar. Los psiquiatras son médicos especializados en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades mentales.

Tratamiento

• El tratamiento del trastorno de pánico suele tener varios enfoques que combinan algún tipo de tratamiento con medicación para reducir los sentimientos y síntomas de la ansiedad.

• La terapia cognitiva de comportamiento (Cognitive behavioral therapy, CBT) es eficaz para el trastorno de pánico; ayuda a las personas a hallar formas de sobrellevar sus sentimientos y aprender nuevos métodos para enfrentar las situaciones que las hacen sentir ansiosas.

• La terapia de exposición puede ser útil en el tratamiento del trastorno de pánico. Esta implica la exposición gradual a lugares o acontecimientos que disparan los ataques de pánico a fin de reducir el miedo y la ansiedad asociados a esos disparadores.

• Los medicamentos pueden incluir uno o más tipos de ansiolíticos, muchos de los cuales también se usan para tratar la depresión y otras enfermedades mentales.

• El abuso de sustancias suele acompañar a los trastornos de ansiedad. El tratamiento del abuso de sustancias, incluido el tabaquismo, debe considerarse parte del manejo global de cualquiera de los trastornos de ansiedad.

1 comentario:

  1. Lo siento Eva, borré inconcientemente tu acertado comentario.
    Este es el comentario de Eva Villaplana;

    Nadie sabe que es eso de pasar miedo, terror, pánico hasta que lo pasa personalmente. Es verdad puede suceder solo o en compañía, salta el relé y es como un caballo desbocado difícil de dominar. A mi marido le pasa cuando yo tengo que marchar, aunque siempre está acompañado cuando yo me ausento, pero es incontrolable. Lo solucionamos con un ansiolítico que no deprima demasiado la función respiratoria e intentando distraer la atención para no pensar; ay!!!, no pensar qué difícil es !!!

    Saludos Carles.

    ResponderEliminar