Desde Septiembre de 2008 dedicado a las formas progresivas de la EM

IR A
PÁGINA DE INICIO


jueves, 27 de octubre de 2011

Ciertas grasas moleculares evitan anomalías en la mielina, indica un nuevo estudio


Un estudio, dirigido por científicos de la Universidad de Carolina del Norte, en Chapel Hill, apunta a un grupo de lípidos (grasas) que son cruciales para la adecuada formación de la capa de mielina que rodea a las fibras nerviosas, según informa la últma edición del Journal of Cell Biology.

Pese a que estos hallasgos no poseen implicaciones clínicas directas para enfermedades humanas, pueden ayudar a resolver un importante problema científico a la vez que añaden datos importantes al conocimiento de la bilogía molecular y de las enfermedades de la pérdida de mielina, en particular la esclerosis múltiple.

La mielina, que es un 30% y un 70% lípido, forma la capa membranosa que rodea a los axones nerviosos, extensiones de células nerviosas que establecer conexiones con otras células nerviosas. Estas conexiones mielinadas forman el circuito nervioso del organismo, tanto del sistema nervioso central (cerebro y espina dorsal) como de los sistemas periféricos.

El director del estudio, el doctor Brian J. Popko, de la mencionada universidad, estudia la mielina en dos niveles. "Estamos interesados en la biología molecular básica y en la bioquímica de la formación de de la mielina, su mantenimiento y sus funciones", explica el investigador. Popko ha observado que la capa de mielina es realmente segmentada, conteniendo espacios inmielinados conocidos como nodos de Ranvier.

Estos espacios permiten a los impulsos eléctricos viajar por los axones más rápidamente, saltando de una región mielinada a la siguiente. Por ello, en los sistemas nerviosos evolucionados, que contienen millones de neuronas, la mielina aumenta la veolidad a la cual viajan los impulsos eléctricos por los axones, sin tener que aumentar el temaño del axón.

"En la esclerosis múltiple, la capa de mielina deja segmentos enteros de los axones son protección alguna y eso hace estragos en los impulsos eléctricos, que no viajan bien ni coordinadamente, dando lugar a problemas de coordinación y otros efectos", explican los especialistas

No hay comentarios:

Publicar un comentario