Desde Septiembre de 2008 dedicado a las formas progresivas de la EM

IR A
PÁGINA DE INICIO


lunes, 27 de octubre de 2008

Un ensayo demuestra que una droga revierte los efectos de la enfermedad

Un paso importante hacia el tratamiento de la esclerosis múltiple, un ensayo demuestra que una droga revierte los efectos de la enfermedad
.
El tratamiento puede estar en el mercado como muy pronto en el año 2010
Muestra reparación cerebral en los pacientes de estadios tempranos en RM

The Guardian, 23 Octubre 2008
En los ensayos se ha visto que los cerebros de gente con EM aumentan, restaurando tejido perdido por la enfermedad.
Los médicos mostraron este importante avance en el tratamiento después que en los ensayos no sólo vieron que paraba la enfermedad sino que revertía los efectos debilitantes adquiridos con el tiempo.
Estos resultados sin precedentes aumentaran las esperanzas de millares en Gran Bretaña en los inicios de esta enfermedad que destruye el sistema nervioso central.
Las medicaciones existentes, como el interferón beta, en el mejor de los casos retardan la enfermedad, que hace que el sistema inmune ataque capas grasas alrededor de los nervios que son necesarias para que las señales se desplacen correctamente.
Médicos de la Universidad de Cambridge llevaron a cabo un ensayo durante tres años de esta droga, llamada alemtuzumab, para ver su eficacia en relación con el interferón. Reclutaron a 334 pacientes con EM de entre 20 y 30 años, cuyos primeros síntomas eran, como mucho, de tres años atrás.
Los pacientes que tomaron la nueva droga tenían 74% menos probabilidades de recaídas y tenían un 71% de riesgo de discapacidad en el plazo de tres años. Pero lo más importante fue que los signos de discapacidad mejoraron al acabar el ensayo.
La droga es un anticuerpo sintético que fue desarrollado en Cambridge hace 30 años como tratamiento para la leucemia. Actualmente está autorizado como tratamiento para la leucemia crónica, y los científicos sospecharon que podría ser también beneficioso para pacientes de EM ya que aplaca el sistema inmune.
"Por primera vez hemos demostrado definitivamente que tratar a la gente al inicio con esta agresiva immunosupresión funciona y podemos decir que la discapacidad mejora. Esto no se había visto nunca antes y va en contra de todo lo que pensábamos", dijo Alasdair Coles, miembro del equipo de Cambridge, cuyo estudio aparece en New England Journal of Medicine.
"Lo que no tiene precedente y nos fascina, es que los pacientes que toman el interferón beta tienen cerebros cada vez más pequeños ya que la enfermedad ataca su tejido cerebral. Utilizamos exploraciones de MRI a fin de demostrar que los pacientes que toman alemtuzumab tienen cerebros más grandes ya que el tejido perdido se restaura. De alguna manera esta droga está promoviendo la reparación del cerebro", agregó Coles.
En el ensayo, los pacientes tomaron una inyección de interferón beta tres días por semana durante un año, o infusiones de alemtuzumab durante cinco días, seguidas de un tratamiento de tres días al año. La droga ahora está en un ensayo clínico en fase III, que será utilizado para resolver cuáles son las mejores dosis. Si el ensayo es un éxito, podría ser autorizado en 2010. Para que la droga sea aprobada, las autoridades competentes tendrán que estar convencidas de que puede ser utilizada con seguridad, pero se han identificado dos efectos secundarios destacados.
Cuando se da la droga, aparece una supresión del sistema inmune que reduce los glóbulos blancos, llamados los linfocitos, que son cruciales para que el cuerpo luche contra las infecciones. Aunque los pacientes del ensayo no sufrieron una subida de infecciones, algunos desarrollaron nuevos desórdenes inmunes. El efecto secundario más común fue que el sistema inmune atacaba la glándula de tiroides, afectó casi al 25%. Algunos pacientes (2.8%) sufrieron un desorden inmune que afectó a las plaquetas de la circulación sanguínea. Un paciente del ensayo murió por eso. Ambos problemas pueden ser monitorizados y tratados si se hace el diagnóstico lo suficientemente rápido", dijo Coles.
"Estoy seguro que este es el modo más eficaz de tratar la EM y es lo mejor que hemos visto en términos de eficacia", agregó. El ensayo se centró de forma intencionada en pacientes que estaban en los primeros estadíos de la enfermedad. No se espera que respondan tan bien al tratamiento los pacientes de más largo plazo. A pesar de los serios efectos secundarios, el ensayo fue alabado como un paso importante hacia el tratamiento de la enfermedad. En Gran Bretaña cerca de 100.000 personas están afectadas de EM.
Versión en español: Rita Puentes del foro de GAEM

No hay comentarios:

Publicar un comentario