Desde Septiembre de 2008 dedicado a las formas progresivas de la EM

IR A
PÁGINA DE INICIO


domingo, 23 de abril de 2017

Crítico con los que mandan


Associació La LLar de l'Afectat d'Esclerosi Múltiple - “LA LLAR” de Barcelona.

No es nueva y viene de lejos, mi actitud crítica hacia la dirección de la Llar, la he expresado tanto de forma pública como en privado, no me gusta cómo se lleva la asociació ni su impacto en la sociedad, en especial en el colectivo de afectados de Esclerosis Múltiple de Barcelona.

Hasta aquí, todo debería ser normal, sobre gustos los colores, igual que discrepo de mucha gente, soy consciente que estas mismas personas pueden no compartir mis planteamientos, lo importante es buscar puntos de convergencia y respetar la diversidad de opiniones.

Las incomprensibles presiones de una trabajadora del centro y posterior manipulación de la dirección de la entidad, llevaron a que me sintiera acosado y ninguneado, dejando de participar en las actividades regulares de la Associació. Con inusitada rapidez me dieron de baja como socio, todo ello sin consultar al interesado y saltándose los estatutos en los que claramente se especifica las formas de dar de baja a uno de sus miembros, que son de forma voluntaria o por expediente de expulsión.

Hace unos meses y después de que se me insistiera con reiteración, cedía a las presiones familiares y me dejaba convencer para acudir de nuevo a la “Associació Catalana de l´Afectat d´Esclerosi Múltiple – La Llar” con el ánimo de re-incorporarme como afectado que soy con todos los derechos, a la rutina de la entidad. No solo se me rechazó con desprecio y total discrecionalidad, sino que también era humillado y objetivo de revancha por parte de la Trabajadora Social del centro.


Definitivamente no se aceptan las críticas, este es un país donde el pensamiento único está instalado de forma enfermiza. No solo es revolucionario el discrepar, es también objeto de marginación y rechazo. Ni en las asociaciones de enfermos nos salvamos de la represión hacia el que piensa diferente, si eres crítico con los que mandan, el sistema te marginará y te negará el derecho a la rehabilitación y a asociarte con los que padecen una misma enfermedad, piensen igual o diferente, todo el mundo debería tener derecho a ello. 

Pues no !!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario